publicidad

Demócratas fustigan a Bush

Demócratas fustigan a Bush

Líderes dem[ocratas afirmaron que los problemas internos del país se generaron por descuido del presidente Bush.

Inversión equivocada

Los demócratas, en una alocución de respuesta oficial al último Informe sobre el Estado de la Unión pronunciado el lunes por presidente George W. Bush, afirmaron que los problemas internos del país se han descuidado.

La gobernadora demócrata del estado de Kansas, Kathleen Sebelius, acusó a la Administración Bush de descuidar la solución de los problemas nacionales al enfocar sus esfuerzos en la guerra en Irak.

Sebelius aseguró que los últimos cinco años han supuesto un alto costo para Estados Unidos "en vidas perdidas, en miles de heridos cuyo futuro nunca será el mismo".

Añadió que eso significa que no se han podido resolver los problemas nacionales "porque nuestros recursos fueron asignados en otra parte".

"La política exterior de Estados Unidos nos ha dejado con menos aliados y con más enemigos", acusó.

Como contrapartida, Sebelius señaló que Estados Unidos debería dirigir mayores esfuerzos a la lucha contra el terrorismo.

Esfuerzos por la paz

En ese sentido, manifestó que los estadounidenses están dispuestos a unirse a todas las naciones amantes de la paz para luchar contra los terroristas, "donde quiera que ataquen".

La gobernadora de Kansas indicó que el presidente Bush tendría que unirse a los demócratas "para trabajar juntos en el Congreso y tomar decisiones difíciles y sensatas. Así recuperaremos nuestro prestigio en el mundo y protegeremos al pueblo y a nuestros intereses".

publicidad

Sebelius también se refirió a las propuestas económicas planteadas por el presidente Bush para resolver la crisis financiera, las cuales incluyen un programa de estímulo.

"Eso es alentador. Pero ustedes y yo sabemos que una solución transitoria es solo el primer paso para enfrentar los desafíos y resolver nuestros problemas", indicó.

Reid ofreció apoyo

Por su parte el senador Harry Reid (Nevada), líder de la mayoría demócrata del Senado, coincidió con Bush en que es necesario actuar rápidamente ante los crecientes indicios de crisis económica y ofreció el respaldo de la cámara alta al paquete de estímulo anunciado por el Gobierno.

Reid se refirió al anuncio de Bush de que enviará al Congreso un proyecto de presupuesto que consulta un superávit fiscal para 2012.

El líder de la mayoría demócrata recordó que Bush recibió un superávit de 5,6 billones de dólares el cual se ha convertido en un déficit de 3 billones de dólares.

Objetivos inconclusos

También rechazó las afirmaciones de Bush de que el aumento de tropas en Irak ha conseguido resultados que no se vaticinaron hace un año.

"Aunque aplaudimos la extraordinaria tarea de las tropas estadounidenses, el refuerzo no ha logrado concretar su objetivo: que el Gobierno iraquí logre la reconciliación política para crear un Irak estable", dijo Reid.

publicidad

Durante su discurso, Bush instó al congreso a aprobar las asignaciones de fondos para mantener las tropas en Irak y en Afganistán.

Cada vez menos listos

Frente a esa solicitud, Reid señaló que cuando llegó a la Casa Blanca en 2001 Bush "heredó una institución militar lista para la lucha. Ahora, ha precipitado la mayor crisis en la preparación militar desde la guerra de Vietnam".

"Estados Unidos corre el gran riesgo de no estar listo para responder a una crisis inesperada", advirtió.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad