publicidad

Demócratas discuten aprobar reforma de salud sin voto directo

Demócratas discuten aprobar reforma de salud sin voto directo

El liderazgo demócrata en el Congreso enfrenta los últimos días de la crucial batalla para aprobar la reforma de salud.

Cuesta arriba

WASHINGTON, DC - El líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, no quiso decir si los demócratas tienen los votos suficientes para aprobar la reforma del sistema de salud, pero apuntó a que están preparados para usar un complejo procedimiento parlamentario por el que se aprobaría la legislación sin un voto directo.Por su lado, el legislador Eric Cantor, contraparte republicana de Hoyer, reconoció que dicho proceso está contemplado en las reglas de la cámara baja.

Según esa provisión, se daría por ratificada la versión legislativa del Senado una vez que los miembros de la Cámara de Representantes aprueben un paquete menor de cambios.

Cantor dijo que no puede entender por qué los democráticas están dispuestos a usar ese mecanismo rebuscado cuando se trata de un proyecto de esta magnitud y alcance.

Cuando se le preguntó en un programa de la cadena ABC si los demócratas había logrado reunir los 216 votos necesarios para aprobar el proyecto de ley en la Cámara de Representantes, Hoyer respondió: "No tengo un número preciso. Sin embargo, creo que conseguiremos los votos..."

También en una transmisión de ABC, Cantor aseguró "ellos no tienen los votos todavía... El problema es que hay mucha incertidumbre con respecto a este proyecto de ley. El pueblo estadounidense cree que hay una vía mejor".

publicidad

El presidente Barack Obama ha dicho que quiere aprobar la legislación antes de su viaje Asia, programado para el domingo.

Entretanto, líderes de órdenes religiosas que representan a 59,000 monjas enviaron una carta en la que instan a los legisladores a aprobar el proyecto de reforma de salud del Senado, lo que representa un acto inusual de desacuerdo público entre representantes de la Iglesia católica que tendrá repercusiones en los 70 millones de fieles que residen en el país.

Los obispos consideran que las restricciones contempladas por la propuesta son insuficientes para garantizar que fondos aportados por los ciudadanos, a través de impuestos, no serán usados para financiar abortos.

"A pesar de que se afirma lo contrario, el proyecto de ley del Senado no otorgará dinero de los ciudadanos para abortos por elección", dice la carta firmada por 60 líderes de ordenes de mujeres religiosas.

"Mantendrá las provisiones de consciencia y hará inversiones históricas... para apoyar a las mujeres embarazadas. Esta es la verdadera posición en pro de la vida y nosotros, como católicos, la apoyamos".

La Conferencia de Obispos Católicos Estadounidenses y el Comité Nacional del Derecho a la Vida sostienen que el proyecto de ley abre la puerta al subsidio del aborto.

Pero las monjas y la Asociación Católica de Salud, que representa a 600 hospitales, considera que las restricciones en la propuesta del Senado son suficientes para prevenir el uso de fondos en abortos, aunque el mecanismo legal para hacerlo sea distinto al recomendado por los obispos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad