publicidad

Demócratas deben usar nuevas estrategias

Demócratas deben usar nuevas estrategias

El voto hispano será crucial para obtener la nominación presidencial demócrata, pero en Texas se necesitan diferentes estrategias.

Tanto Hillary Clinton como Barack Obama apuestan al voto latino y

sus respectivas campañas han invertido millones de dólares en

publicidad en español.

Hillary Clinton, quien obtuvo mayor respaldo que Obama por parte

de los latinos en las primarias de California y Nueva York, tuvo

como aliados a grupos de poder muy importantes en ambos estados.

De hecho, el Sindicato de Trabajadores Campesinos, liderado por

la activista Dolores Huertas, fue uno de ellos. Para aprovechar al

máximo esa alianza, Huertas se encuentra en Texas tratando de buscar

el apoyo de los hispanos.

Por su parte, Obama ha incorporado la frase "Sí se puede" a su

campaña, muy popular entre las comunidades hispanas del país.

En cada uno de los mítines que ha tenido en Texas en los últimos

dos días, ésa ha sido la frase que ha sonado en las radios latinas

del sur y norte del estado.

De acuerdo con Daniel Vargas, analista político, ambos candidatos

están usando la misma táctica que en otros estados con gran

publicidad

concentración de hispanos, y a pesar de haber dado resultados en

otros lugares, quizás no obtengan lo mismo en Texas.

"En primer lugar, el votante hispano promedio en Texas es mayor

de cuarenta años, una ventaja para Clinton. Pero aquí los sindicatos

como movimiento social no son bien vistos como en California",

aseguró Vargas.

"Ahora, hay un número grande de nuevos votantes que se

identifican más con Obama por su juventud, y por más que sus padres

o sus abuelos les digan que Clinton empezó su carrera política en

Texas hace 35 años, no se van a asociar a Clinton porque no tienen

memoria de ese episodio", agregó el analista.

Para Vargas hay un dato que ambos aspirantes deben analizar con

sumo cuidado: que la mayoría de los hispanos que votó por Clinton en

más de 10 estados con buen número de electores latinos era de bajos

ingresos económicos.

publicidad

"En Texas, la mayoría de hispanos que sí pueden votar son de

tercera y hasta de cuarta generación de clase media y, la gran

mayoría, de ascendencia mexicana. Muchas familias han sido líderes

comunitarios y políticos desde que el estado se unió a Estados

Unidos", aseguró Vargas.

Francisco Durand, profesor de Ciencias Políticas de la

Universidad de Texas en San Antonio, también cree que las primarias

de Texas deben manejarse desde una perspectiva diferente a lo que se

ha venido haciendo en las últimas semanas en otros estados.

"Estamos hablando de Texas, considerado un mega estado por el

número de delegados que están en juego, por tratarse de una fecha

decisiva como no se veía en los últimos 10 años y, principalmente,

porque podría rescatar a Clinton del naufragio en que se encuentra",

dijo Durand.

Otro factor importante, apuntó el académico, es que "en realidad

publicidad

no hay una cifra exacta de votantes hispanos, lo que dificulta el

cálculo y a juzgar por las últimas encuestas, hay muchos indecisos

que cambiarán o quizás decidirán su voto el mismo día de las

elecciones".

Para Durand, Obama parece haber entablado un nexo cercano con los

latinos por tratarse de un afroamericano, ingrediente que ha bastado

para que muchos hispanos de identifiquen con él.

Durand advierte que Clinton ha dejado claro en sus discursos que

hay una diferencia entre los latinos y afroamericanos y que ambos

compiten fuertemente en el mercado laboral.

Mientras tanto, Hillary Clinton y Barack Obama participarán esta

noche de un debate que será televisado en vivo por la cadena de

noticias CNN y en diferido por la cadena hispana Univisión.

El lugar del debate número 19 en donde participan ambos

aspirantes en lo que va de la campaña presidencial será en el Centro

publicidad

Deportivo Recreacional de la Universidad de Texas en Austin, con una

capacidad para 3.000 personas.

Según datos de la Oficina del Censo, la población hispana de

Texas suma el 35,7 por ciento del total, y de ese número, el 18,4

por ciento es dueño de un negocio.

De acuerdo con la Secretaría de Estado de Texas, hasta el momento

se han registrado para votar 12 millones 744.000 personas para las

primarias del cuatro de marzo. De esa cifra, dos millones 578.000

tienen apellido en español.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad