publicidad

Cultivando campos de sueños

Cultivando campos de sueños

María Elena Salinas opina sobre las oportunidades que tienen los hispanos de EU de conseguir un título universitario.

Pero a medida que iba creciendo, todo lo que Erica quiso hacer fue estudiar. La imagen visual de la ardua labor en el campo la mantuvo motivada para continuar en la escuela y evitar terminar como sus padres, cosechando verduras y frutas para sobrevivir.

Este verano ella alcanzó su meta y llegó a ser la primera persona en su familia en obtener un titulo universitario. Además rompió el ciclo de mujeres en su familia que no tuvieron el valor ni los medios para educarse.

La Ceremonia de Graduación Latina en la Universidad De Estado De California, Fresno, fue un momento de orgullo para Erica y sus padres. De igual manera para cientos de familias de inmigrantes que vieron a sus hijos alcanzar su potencial académico gracias a su esfuerzo y perseverancia.

Tuvieron suerte

Tuve la fortuna de estar allí y el honor de haber sido invitada para dirigirme a los graduados y a sus familias en ese día tan especial.

Los 550 jóvenes latinos que se graduaron aquella tarde son un ejemplo vivo de lo que pueden alcanzar los hijos de inmigrantes o estudiantes inmigrantes si se les da la oportunidad.

Estos jóvenes tuvieron suerte, superaron los obstáculos. Pero en estos días se necesita mucho más que suerte para obtener una educación superior. El reto es aún mayor para los latinos.

No todos sonríen igual

Los hispanos son una comunidad muy joven. La mitad de la población latina son menores de 25 años de edad. Para el año 2010, en apenas tres años, 20 por ciento de todos los jóvenes serán hispanos.

publicidad

Aunque eso lo convierta en un sector dinámico y productivo de nuestra sociedad, existen razones para preocuparse.

Los estudiantes latinos tienen todavía los niveles más bajos de rendimiento académico que cualquier otro grupo étnico. Tan sólo el 53 por ciento de los estudiantes latinos que cursan el noveno grado de escuela secundaria llegan hasta el doceavo grado para graduarse.

Tan sólo el 24 por ciento de los jóvenes de origen latino va a la universidad, y menos de ese porcentaje se gradúa.

Mientras que muchos estudiantes en todo el país disfrutan sus vacaciones de verano y se preparan para el próximo semestre escolar, existen miles de jóvenes latinos que no volverán a la escuela.

Hay una larga lista de factores que contribuyen a esta cruel realidad: dinero, las barreras del idioma, la falta de motivación, la falta de visión, la ausencia de modelos a imitar.

También hay decenas de miles de jóvenes estudiantes cuyos sueños para un futuro más brillante están atorados en la interminable batalla sobre la reforma migratoria.

Miles más no alcanzan a cubrir los costos cada vez más altos de la educación. Están los que se sienten obligados a escoger entre pagar por la escuela y sostener a sus familias. Otros simplemente desconocen la información acerca de becas o préstamos estudiantiles disponibles.

Cada día más

publicidad

La Oficina del Censo de Estados Unidos proyecta que en el año 2020 habrá casi 60 millones de hispanos en Estados Unidos, y para el 2050 serán más de 100 millones, casi un 25 por ciento de la población.

Si la tendencia continúa y tenemos tan sólo un 17 por ciento de latinos graduándose de universidad, entonces no sólo la comunidad latina, sino el país entero estarán en manos de personas que no tienen la educación suficiente para mantener a nuestra sociedad progresando.

Erica Guzmán y la clase del 2007 que se graduó en la Universidad De Estado De California, Fresno, tienen mucho de qué sentirse orgullosos. Ellos están del lado positivo de las estadísticas. Son un ejemplo perfecto de cómo el sacrificio, la dedicación, la visión, el fuerte deseo de triunfar y el apoyo y ánimo de los que creen en ellos, pueden realmente cambiar sus vidas.

Otros como ellos merecen también esa oportunidad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad