publicidad

Crecen las preocupaciones en Dallas por caso de ébola

Crecen las preocupaciones en Dallas por caso de ébola

El temor al rápido contagio de la enfermedad mantiene a la comunidad de Dallas bajo el nerviosismo y el miedo.

El apartamento de Duncan sigue sin desinfectar

Dallas registró el primer caso de ébola en Estados Unidos, lo que tiene a sus habitantes, políticos y líderes sumidos en una profunda preocupación. El temor al rápido contagio de la enfermedad mantiene a la comunidad en vilo.

El apartamento en el Thomas Eric Duncan residió hasta ser internado de urgencia en Dallas y en el que están en cuarentena sus familiares sigue sin ser desinfectado, lo que ha sido objeto de fuertes críticas.

Tanto los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), como las autoridades locales en Dallas han sido cuestionadas por el manejo del caso y por no actuar de forma más rápida y eficiente en disminuir el riesgo de contagio.

"Tenemos a nuestro personal colaborando con las autoridades en Texas y tenemos entendido de que se ha usado cloro y es algo que esperamos que sea resuelto hoy", dijo Thomas Frieden en el programa Today de NBC.

El apartamento en el que estuvo hospedado Thomas Eric Duncan permanecía hasta el jueves en las mismas condiciones en las que estaba cuando el enfermo fue trasladado el domingo pasado al Hospital Presbiteriano de Texas.

La familia del enfermo, que ha sido puesta en cuarentena y enfrenta cargos criminales si sale del apartamento, se quejó de que las "sábanas sudadas" usadas por el enfermo permanecían en la cama utilizada por Thomas y que ni los CDC ni las autoridades locales le habían dicho qué hacer con ellas.

publicidad

Frieden agregó que son las autoridades locales las que están a cargo de la limpieza del apartamento, que debe hacerse de acuerdo a estrictos parámetros para evitar la contaminación en el exterior.

Las autoridades locales y las del país entero se mantienen en situación de alerta tras este primer caso. Han colocado bajo supervisión médica a al menos 100 personas que tuvieron contacto con el paciente infectado.

Un camarógrafo de EEUU contrae ébola en Liberia /Univision

El alcalde de Dallas, Mike Rawlings, expresó su confianza en que en tres semanas sea levantado el cerco sanitario establecido para contener el virus del ébola.

"Esperamos que en 21 días todos nos vamos a sentir mejor y que todos los que entraron en contacto con el paciente estarán saludables sin haber incubado la enfermedad", explicó.

Aclaró que en caso de algún contagio entre un centenar de personas que tuvieron contacto con el paciente, "tendremos a esas personas aisladas de forma que nos aseguraremos de que estrá contenido. Usamos el número de hasta 100 porque no sabemos cuántos, exactamente, pero dos terceras partes de ellos son personas que estaban en el hospital cuando el paciente Thomas Eric Duncan buscó asistencia médica", explico.

publicidad

Obama se mantiene al pendiente

El presidente Barack Obama también mostró su preocupación ante este caso.

"El presidente llamó esta tarde al alcalde de Dallas, Mike Rawlings, para conversar sobre la respuesta local, estatal y federal al caso de ébola en Dallas", dijo a los periodistas el portavoz adjunto de la Casa Blanca, Eric Schultz.

Obama hizo la llamada desde el avión presidencial Air Force One que lo llevaba desde Chicago a Washington, poco después de que las autoridades sanitarias aislaran en su domicilio a la familia del enfermo de ébola en Dallas y ampliaran la vigilancia médica a cerca de un centenar de personas del entorno del infectado.

"El presidente llamó para asegurarse de que el alcalde está obteniendo los recursos que necesita del gobierno federal, incluidos los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), para tratar al paciente de forma segura y controlar este caso para que no se extienda ampliamente", explicó Schultz.

Crece preocupación por Ébola en EEUU /Univision

Obama "prometió que las agencias federales permanecerán en coordinación constante [con Dallas] y reiteró su confianza en que los médicos de Estados Unidos y la infraestructura de salud nacional manejen este caso de forma segura y efectiva", añadió el portavoz.

Mientras tanto  United Airlines informó que está notificando a los pasajeros que estuvieron en los mismos vuelos del hombre a quien se le diagnosticó ébola para informarles cómo contactar a autoridades federales de salud.

La aerolínea también ha informado a los pasajeros que autoridades de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) creen que el individuo no pudo propagar la enfermedad durante los vuelos porque no mostraba síntomas y todavía no era contigioso.

publicidad

El trayecto de Thomas Eric Duncan

El 19 de septiembre, Thomas Eric Duncan voló de Liberia, en el centro del brote de ébola en África Occidental, a Bélgica en un vuelo de Brussels Airlines, según autoridades belgas.

United dijo que cree que Duncan voló al día siguiente en el vuelo 951 de United de Bruselas al Aeropuerto Internacional Dulles, cerca de Washington, y de allí en el vuelo 822 al Aeropuerto Internacional Dallas-Fort Worth.

Funcionarios de United declinaron decir cuántos pasajeros tuvieron los vuelos. El tramo de Bruselas a Dulles se hizo en un 777, que tiene 266 asientos, y el vuelo a Dallas fue un Airbus A320 con 138 asientos.

La aerolínea dijo en un comunicado el jueves que los dos aviones fueron sometidos a una "limpieza general" de rutina después de los vuelos, que incluye la limpieza de los baños, zona de preparación de alimentos, con productos industriales, además de la limpieza de las mesas plegables y apoyabrazos con desinfectantes. United agregó: "Seguimos limpiando los aviones y asignándolos a diferentes rutas en nuestra red de manera normal".

¿Por qué hay que tenerle temor al ébola? /Univision

Duncan permanece hospitalizado en aislamiento. Según autoridades de salud, el individuo se sintió mal y fue a un hospital de Dallas el 25 de septiembre, pero lo devolvieron a casa. Regresó tres días después en ambulancia, cuando las pruebas de ébola a las que lo sometieron resultaron positivas.

La industria de aerolíneas y sus sindicatos trataron de aliviar los temores de los viajeros sobre el ébola. La Asociación de Pilotos de Aerolíneas, que representa a los pilotos de United y otras empresas, dijo que las leyes estadounidenses autorizan a las aerolíneas a negar servicio a pasajeros que parezcan estar enfermos.

El sindicato dijo que tenía "toda la confianza" en los procedimientos para controlar el brote de ébola, como chequear a los pasajeros para ver si tienen fiebre "un síntoma clave" en aeropuertos de África occidental.

publicidad

Duncan no tenía fiebre cuando salió de Liberia. Pero autoridades liberianas dijeron el jueves que lo acusarán de mentir en el formulario de revisión médica que llenó al salir de Liberia por no revelar que había ayudado a cargar a una mujer que enfermó y murió de ébola.

Se cree que la enfermedad ha afectado a más de 7,100 personas en África occidental y dejado más de 3,300 muertos, según la Organización Mundial de la Salud.

Duncan estaba en Dallas de visita para ver a su hijo y la madre de éste, que deben permanecer en cuarentena junto a dos de sus sobrinos hasta el próximo día 19, a pesar de que ninguno de ellos ha evidenciado síntomas de haber contraído el ébola.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad