publicidad
La congresista Gabrielle Giffords en Douglas, Arizona, en junio de 2010.

Congresista baleada en Arizona pasó "de estado crítico a grave"

Congresista baleada en Arizona pasó "de estado crítico a grave"

El estado de salud de la congresista estadounidense Gabrielle Giffords pasó de "crítico a grave".

La congresista Gabrielle Giffords en Douglas, Arizona, en junio de 2010.
La congresista Gabrielle Giffords en Douglas, Arizona, en junio de 2010.

Ya respira por sí misma

TUCSON, Arizona - El estado de salud de la congresista estadounidense Gabrielle Giffords, baleada en la cabeza hace una semana durante un mitin demócrata en Tucson, Arizona, pasó de "crítico a grave", dijeron el domingo funcionarios del hospital donde permanece internada.

"La representante Gabrielle Giffords ha mejorado y su estado pasó de crítico a grave porque ya no necesita respiración asistida", señaló el University Medical Center de Tucson en un comunicado.

"La congresista sigue mejorando. Está respirando por sí misma", añadió el hospital en la nota.

Más temprano el domingo, una senadora estadounidense y amiga cercana aseguró a la prensa que Giffords "está muy bien" y que "mejora cada día".

publicidad

"Una mejoría extraordinaria"

Entrevistada en el programa "Meet The Press" de la cadena NBC, la senadora Kirsten Gillibrand dijo que ha visitado a Giffords en el hospital y que se mantiene en contacto con el esposo de la legisladora, el astronauta Mark Kelly.

"Mejora cada día. Domina ambos lados de su cuerpo. Puede respirar por su cuenta. Puede abrir los ojos y mostrar a las personas que entiende lo que escucha y ve", afirmó Gillibrand. "Es una mejoría extraordinaria para una mujer que sufrió una lesión tan espantosa", agregó.

"Está muy bien, y hablé con su esposo, Mark, anoche. Y está mejorando", enfatizó.

La congresista de 40 años fue baleada a quemarropa el sábado de la semana anterior, en las afueras de un supermercado de Tucson, Arizona, donde presidía un mitin político partidario.

En el tiroteo, seis personas murieron, incluidos un juez federal y una niña de nueve años, y otras 13 resultaron heridas, además de Giffords, que recibió un balazo en la cabeza.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad