publicidad
.

Confirman segunda muerte por influenza A en Estados Unidos; es una mujer...

Confirman segunda muerte por influenza A en Estados Unidos; es una mujer en Texas

Confirman segunda muerte por influenza A en Estados Unidos; es una mujer en Texas

La víctima es Judy Trunnell, una profesora de 33 años, quien estaba embarazada y vivía en Harlingen, Texas.

Estaba embarazada

MCALLEN, Texas - Las autoridades de salud de Texas confirmaron el martes el primer fallecimiento de un residente de Estados Unidos por la gripe porcina o influenza A.

La víctima es Judy Trunnell, una profesora de 33 años, quien estaba embarazada, vivía en Harlingen, una ciudad de unos 63 mil habitantes, cerca de la frontera con México. Murió el martes por la madrugada, después de contraer la influenza porcina, dijo Leonel López, epidemiólogo del condado de Cameron.Las autoridades de salud no atribuyeron directamente a la gripe porcina el deceso. Carie Williams, vocera del departamento estatal de salud, dijo que la mujer tenía "problemas crónicos de salud anteriores", pero no dio más detalles.

López señaló que la gripe porcina agravó la condición de la mujer.

"La gripe porcina es muy benigna en sí misma", añadió López. Pero "para cuando ella vino a vernos era demasiado tarde".

El martes por la tarde, varios vehículos llenaron la avenida frente a la casa de la fallecida, Judy Trunnell, en una tranquila y nueva zona de Harlingen.

Una mujer que acudió a la puerta, con los ojos llorosos, se negó a dar su nombre o a informar sobre el deceso.

"Estamos llorándola ahora", dijo.

Se desconocía la causa exacta del deceso.

La mujer consultó a un médico el 14 de abril y fue hospitalizada el 19. Dio a luz a un niño saludable mientras estaba internada y permaneció en la clínica hasta su muerte, añadió López, quien se negó a dar más detalles sobre el bebé.

publicidad

El doctor Joseph McCormick, decano regional de la Escuela de Salud Pública en el campus Brownsville de la Universidad de Texas, dijo que la mujer estaba muy enferma cuando se le internó.

El distrito escolar independiente de Mercedes, al que pertenecía la profesora, anunció que cerraría sus escuelas desde el miércoles y las reabriría el 11 de mayo.

Más de 60 enfermos

Hasta ahora, Texas ha confirmado la existencia de 61 enfermos de gripe A, todos ellos residentes en el estado, salvo el niño mexicano fallecido.

En las últimas horas el número de casos de gripe A aumentó en Estados Unidos a 403, repartidos en 38 estados, según el último boletín estadístico del Centro de Control y Prevención de Enfermedades ( CDC).

Los nuevos datos suponen un incremento del 40.9 por ciento con respecto al lunes, cuando el CDC recogía 286 casos confirmados en 36 estados de EU.

No obstante, ese aumento no corresponde necesariamente a nuevos casos, sino más bien a la actualización de la base de datos a raíz de los resultados de las pruebas que entran desde los laboratorios.

La secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, afirmó hoy que la gran mayoría de los casos registrados en el país reporta síntomas leves y no ha requerido hospitalización.

No tan agresivo

"La verdad es que el brote ha sido mucho menos virulento de lo que nos temíamos en un principio", dijo hoy Sebelius en rueda de prensa, aunque pidió no bajar la guardia.

publicidad

Por ello, las autoridades ha decidido suspender la recomendación del cierre de colegios cuando se detecte un brote, lo que permitirá regresar a las aulas a los 468,000 estudiantes afectados al día de hoy.

Según la última información del Departamento de Educación, la gripe A ha provocado el cierre de unos 726 centros públicos y privados en 24 estados de todo el país

El Departamento de Servicios de Salud de Texas informó el martes que la mujer falleció a comienzos de la semana.

La semana anterior, un niño mexicano murió en un hospital de Houston, y se convirtió en la primera víctima fatal de la gripe porcina en territorio estadounidense.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad