publicidad

Condado de EEUU planeó comprar las casas en la zona del alud por su peligrosidad

Condado de EEUU planeó comprar las casas en la zona del alud por su peligrosidad

Un plan de manejo de inundaciones de Snohomish de 2004 decía que el costo de comprarlas sería significativo.

Una década antes de que un colosal alud enterrara una comunidad en Washington, funcionarios locales sopesaron la idea de comprar las casas de las personas que vivían en la zona para protegerlas de tal desastre.

Un plan de manejo de inundaciones del condado Snohomish de 2004 decía que el costo de comprar las propiedades de la comunidad de Oso para sacar a los habitantes del camino de un potencial deslave "sería significativo, pero eliminaría el riesgo para la vida humana y las estructuras".

Pero luego de sopesar varias opciones, el condado decidió recomendar un proyecto para apuntalar la base de la inestable ladera que se erguía sobre la comunidad ubicada a 88 kilómetros (55 millas) al norte de Seattle, de acuerdo con documentos dados a conocer primero por el periódico The Seattle Times.

Lea: Un niño hispano entre los 30 muertos por el alud en Washington

Se construyó un enorme muro de troncos para reducir los deslaves y el riesgo de inundaciones. Pero fue insuficiente para contener los 2.5 kilómetros cuadrados (una milla cuadrada) de tierra, arena y cieno que se desplomaron el 22 de marzo, los cuales aplastaron casas y causaron la muerte de al menos 30 personas.

Rebajan número de desaparecido tras deslave en Washington

Algunos habitantes y sus familiares dicen que no sabían nada sobre el peligro de deslave ni del plan de compra.

"No hemos visto nunca documento alguno sobre eso", dijo Irene Kuntz, cuya hermana Linda McPherson murió en el deslave.

Lea: Las llamadas al 911 por el alud: "Se llevó todo, las caas se fueron"

Kuntz dijo que su padre compró terreno en el lugar en 1940 "y nunca recibió aviso alguno de que estaba en peligro". La casa del hijo de Kuntz también fue destruida por el alud.

La mujer dijo que no sabía si habrían aceptado una oferta de compra.

Se agotan las esperanzas de encontrar más sobrevivientes del alud en Washington /Univision

Un mensaje dejado al director de Obras Públicas de Snohomish no fue respondida de inmediato. Heidi Amrine, portavoz del Centro Conjunto de Información establecido para el deslave, dijo el jueves que "no tenemos a nadie que pueda hablar sobre eso por ahora".

Reportes geológicos señalaron deslaves previos en la zona y advirtieron de un posible desastre.

En 2004, los funcionarios del condado evaluaron tres opciones, incluida la de comprar las propiedades en la base de la colina que se desplomó hace dos semanas. El costo de esas compras se calculó en 1,6 millones de dólares.

El condado fundamentó sus opciones en parte en un reporte de una consultoría, GeoEngineers, que escribió que el alud representaba un "riesgo significativo para las vidas humanas y para las propiedades".

Las llamadas durante el deslave en Washington develan la tragedia /Univision

Pero la consultoría dijo que las probabilidades de que todos los dueños vendieran sus propiedades voluntariamente eran pocas.

A fin de cuentas el condado recomendó un proyecto para estabilizar la colina. Aunque era técnicamente viable, el plan advertía que "estabilizar una colina tan grande como esta es una tarea difícil".

Se construyó una cuneta de 400 metros (1.300 pies) en 2006.

Aumenta el número de personas fallecidas por alud en Washington /Univision

En tanto, el número de muertes confirmadas por el deslave ascendió a 30 el jueves, al divulgarse los nombres de dos víctimas más.

La oficina forense del condado Snohomish declaró el jueves que Gloria Halstead, de 67 años, y Jovon E. Mangual, de 13, ambos de Arlington, murieron por heridas contusas sufridas en el deslizamiento de tierra.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad