publicidad

Con Salud, la crisis, renuncias y discurso escolar, Obama tiene varios frentes de tormenta

Con Salud, la crisis, renuncias y discurso escolar, Obama tiene varios frentes de tormenta

El presidente enfrenta varios temas candentes esta semana: reforma de salud, la crisis, una renuncia y el polémico discurso escolar.

Semana crucial

WASHINGTON, DC - El presidente Barack Obama regresa hoy a Washington tras unos días de descanso en Camp David para la difícil reapertura del curso político, con su plan de reforma del sistema de salud, la crisis económica, una polémica renuncia y un discurso escolar que ha causado divisiones, como los temas calientes que le aguardan en la capital.Van Jones, un asesor en temas medioambientales de Obama, dimitió tras la controversia surgida por su apoyo a una organización que acusa a altos cargos del Gobierno anterior de estar implicados en los atentados del 11-S.

La dimisión, que se dio a conocer en la madrugada del domingo, se produce justo cuando Obama trata de recuperar el control del debate sobre la reforma del sistema de salud en el país.

El presidente comparecerá el miércoles ante el Congreso para dejar clara su posición al respecto. El discurso será a las 8 pm, hora del Este, y será transmitido por Univision.com

El portavoz de la residencia oficial, Robert Gibbs, afirmó que Obama considera incluso redactar su propio proyecto de ley ante la incapacidad de los demócratas en el Congreso de alcanzar un consenso al respecto.

Por lo demás, el presidente tiene previsto participar el lunes en Cincinnati, Ohio, en un acto convocado por los sindicatos del país ante la festividad del Día del Trabajo.

El martes estará en una escuela del norte de Virginia, estado contiguo a la capital, para pronunciar un discurso con motivo de la reapertura escolar en el que animará a los niños del país a esforzarse en sus estudios y perseguir una educación superior.

publicidad

El discurso se ha convertido en un arma arrojadiza para los conservadores que dicen que Obama quiere adoctrinar a los más jóvenes y lo acusan de convertir el evento en un acto político.

La Casa Blanca calificó el viernes esas acusaciones de "ridiculez".

A todo esto, cabe agregar otros temas candentes que están marcando la administración, como la guerra en Afgfanistán, que está generando más oposición, y la crisis económica, que ha llevado el nivel de desempleo hacia un récord 10 por ciento a nivel nacional.

No hay que olvidar tampoco a la cuestión migratoria. Pese a sus reiterados anuncios y promesas, Obama no ha logrado aún la mentada reforma a las leyes de inmigración que le darían residencia a millones de indocumentados que viven en Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad