publicidad
El Secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, comparecerá este jueves por el operativo 'Rápido y Furioso'.

Comparecerá el procurador Eric Holder por operativo 'Rápido y Furioso'

Comparecerá el procurador Eric Holder por operativo 'Rápido y Furioso'

Eric Holder comparecerá ante el Congreso sobre “Rápido y Furioso”, en momentos que se habla de un encubrimiento “criminal” por el tráfico de armas a México

El Secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, comparecerá es...
El Secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, comparecerá este jueves por el operativo 'Rápido y Furioso'.

El procurador Eric Holder comparecerá este jueves ante el Congreso sobre “Rápido y Furioso”, en momentos que el presidente del Comité de Supervisión Darrell Issa sostuvo que existe un encubrimiento “criminal” del operativo de trasiego de armas a México.

Holder, quien ha aceptado la responsabilidad por la fallida operación, será interrogado además por los legisladores sobre las “deficiencias administrativas” que cometió el Departamento de Justicia con motivo del operativo, según el Comité.

“El procurador... tiene que explicar a las familias y sobrevivientes y debería dejar en claro a nuestros vecinos del sur, al menos al gobierno, públicamente que lamenta profundamente lo que pasó y dar garantías de que no sucederá otra vez”, dijo Issa en entrevista con The Daily Caller.

publicidad

La comparecencia de Holder tendrá lugar luego que Patrick Cunningham, Jefe de la División Criminal de la Oficina de la Procuraduría Federal en Arizona, invocó la Quinta Enmienda Constitucional para no testificar ante el Comité sobre "Rápido y Furioso".

Cunningham, un veterano abogado, decidió usar esa excepción constitucional que lo protege contra la auto incriminación, en lo que fue la primera vez que es invocada en relación con "Rápido y Furioso".

Issa señaló en la entrevista que la decisión de Cunningham “muestra que ahora se entiende que el encubrimiento fue criminal”.

Siguen las investigaciones

En paralelo, el Departamento de Justicia entregó este viernes al Comité cientos de documentos relacionados con el operativo, así como con la muerte del agente de la Patrulla Fronteriza, Brian Terry, ocurrida el 15 de diciembre de 2010.

En uno de los documentos de ese día, el entonces procurador en Arizona, Dennis Burke, informó al entonces jefe de gabinete de Holder que dos de las armas encontradas en la escena del crimen están conectadas con “Rápido y Furioso”, aunque no mencionó por su nombre al operativo.

“Las armas encontradas en el desierto cerca del oficial de la PF conectan con la investigación de la que íbamos a hablar, eran AK-47’ seguridad compradas en una armería en Texas”, escribió Burke a Wilkinson, quien ofreció hablar del tema al día siguiente.

publicidad

Se espera que los legisladores republicanos cuestionen a Holder sobre el contenido de los nuevos documentos.

El Comité de Supervisión buscará asimismo determinar si funcionarios del Departamento de Justicia mintieron deliberadamente en una carta enviada al Congreso el 4 de febrero en la que negaron la existencia de un operativo de contrabando supervisado de armas a México.

Será su primera comparecencia para hablar específicamente de “Rápido y Furioso” ante el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, aunque Holder habló del tema en dos ocasiones anteriores ante el Comité Judicial de la Cámara Baja y en otra ante el panel judicial del Senado.

“Rápido y Furioso”, que permitió la entrada de más de dos mil armas a México, es también objeto de una investigación separada del Inspector General del Departamento de Justicia.

Cambios obligados

El Departamento de Justicia de Estados Unidos está ajustando sus procedimientos para responder a los pedidos de información del Congreso después de una fallida investigación sobre tráfico de armas a México.

La operación denominada "Rápido y furioso", la Oficina para el Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF por sus iniciales en inglés) permitió que cientos de armas traspusieran la frontera rumbo a México.

publicidad

En una carta el viernes por la noche, el Departamento de Justicia dijo a tres comités legislativos que ha mejorado la coordinación entre agentes y sus supervisores en las investigaciones sobre tráfico de armas.

En una carta enviada en febrero de 2011 al senador de Iowa Charles Grassley, el republicano de más rango de la Comisión de Asuntos Judiciales del Senado, el Departamento dijo que la ATF no había autorizado la venta de armas a un comprador insignificante y que la agencia hace todo esfuerzo posible por interceptar armas compradas ilegalmente.

Sin embargo, en la operación "Rápido y Furioso", ambas declaraciones resultaron incorrectas debido a que la oficina de la ATF en Phoenix, Arizona, había desarrollado una táctica riesgosa de permitir el paso de armas en un esfuerzo infructuoso por rastrear las mayores redes de tráfico de armas a partir de los compradores menores.

Muchas de las armas aparecieron en escenas de crímenes en México y Estados Unidos, incluso cerca de Nogales, Arizona, donde fue muerto el agente fronterizo estadounidense Brian Terry. Allí se hallaron dos armas vinculadas con aquella operación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad