publicidad

Comenzó el debate del plan de reforma de salud en el Senado

Comenzó el debate del plan de reforma de salud en el Senado

El Senado inició el debate del proyecto de reforma de salud que el presidente Obama impulsa como una de sus prioridades.

Cuesta arriba

WASHINGTON, DC - El Senado de Estados Unidos comenzó a debatir este lunes el proyecto de reforma de salud del presidente Barack Obama, convertido en una de las prioridades de su gestión.El debate comenzó hoy para decidir sobre la medida destinada a transformar el sistema de cobertura médica estadounidense, con un costo estimado de $848,000 millones de aquí al 2019, pero la votación final no se espera hasta antes de un mes, como mínimo.

El gobierno saludó el voto del 22 de noviembre que despejó el camino para que comience el debate, pero el líder de la mayoría del Senado, Harry Reid, enfrenta un duro desafío para construir una coalición lo suficientemente fuerte para lograr la aprobación del proyecto.

Si Reid puede conseguir los votos necesarios, los negociadores de la Cámara de Representantes y del Senado se reunirán para ensamblar un proyecto conciliatorio.

Los demócratas necesitarán 60 votos de nuevo, pero algunos aseguran que no apoyarán el proyecto de ley sin restricciones más fuertes a políticas en torno al aborto.

Otros aseguran que no votarán a favor de la reforma a menos que el plan del gobierno para competir con las aseguradoras privadas sea eliminado.

Concesiones como estas enfurecerían a los más progresistas, quienes representan el alma del Partido Demócrata.

Así que Harry Reid, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, no tiene un camino claro a seguir para empujar la reforma hasta el despacho del presidente. No se hará historia a menos que se obtengan 60 votos y no se puede contar con los republicanos para conseguirlos.

publicidad

Aún así, Reid se niega a ser recordado como otro demócrata más que intentó y falló al intentar lograr un reforma que facilitara el acceso a seguros médicos para la clase media estadounidense.

"Generación tras generación ha contado con nosotros para arreglar este sistema que no funciona", dijo Reid durante una marcha reciente frente al Capitolio. "Ahora estamos más cerca que nunca de conseguirlo".

El proyecto rechazaría prácticas frívolas como denegar seguros o cobrar pagos más altos debido a la mala salud de alguien.

Aquellos que ahora tienen más problemas para conseguir seguros -los pequeños negocios o los que trabajan por su cuenta- podrían comprar seguros médicos en un nuevo mercado, con subsidios gubernamentales para muchos. Los adultos mayores gozarían de más acceso a sus medicinas.

La mayoría de gente que obtiene seguro médico a través de sus empresas obtendría más protecciones pero no vería grandes cambios.

No se espera que el Senado vote sobre la reforma el mismo lunes. Reid ha dicho que quiere terminar antes de Navidad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad