publicidad

Clinton insiste en Argelia en la importancia de sector privado y sociedad civil

Clinton insiste en Argelia en la importancia de sector privado y sociedad civil

Hillary Clinton insistió en Argelia en la importancia de la sociedad civil y del sector económico privado como pilares de la sociedad contemporánea.

Los pilares de la sociedad contemporánea

ARGEL - La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, insistió en Argelia en la importancia de la sociedad civil y del sector económico privado, como dos de los tres pilares que sostienen la sociedad contemporánea.

"Estamos en el siglo XXI y yo veo la sociedad como un taburete de tres patas o tres pilares", dijo Clinton en unas declaraciones reproducidas por la agencia oficial argelina APS, antes de explicar que la primera de esas patas es el gobierno que "rinde cuentas y crea oportunidades para la población".

Para la jefa de la diplomacia estadounidense, que viaja por primera vez a Argelia desde su nombramiento en 2009, el sector económico privado "que debe ser dinámico y abierto al mundo para crear oportunidades de empleo", es el segundo pilar.

El tercer pilar que mencionó es la sociedad civil, que según Clinton es la encargada de "mejorar las condiciones de vida de sus ciudadanos".

Clinton pronunció estas palabras en la embajada estadounidense, donde se reunió con representantes de la sociedad civil, que al igual que el sector privado cuenta con muy poco peso en el país, frente a la presencia del gran aparato del Estado.

Gira regional de la secretaria de Estado

La secretaria norteamericana, que el viernes se sentó junto a su homólogo argelino, Murad Medelci, durante la reunión de "Amigos de Siria" celebrada en Túnez, instó a Argelia a poner en marcha "un programa de desarrollo a favor de la sociedad".

publicidad

En este sentido, insistió en la necesidad de potenciar el diálogo entre el Gobierno, el sector económico privado y la sociedad civil y explicó que ha viajado a Argelia para hablar con representantes de estos tres pilares de la sociedad.

Sobre su gira regional, que comenzó el viernes en Túnez y concluye el domingo en Marruecos, agregó que a los tres países viaja con el mismo mensaje, "que los pueblos del Magreb tiene también la oportunidad de tomar ellos mismos las decisiones que les conciernen".

La ola de revueltas populares que estalló el año pasado, a pesar de nacer en Túnez, no se extendió hacia el occidente, sino hacia el oriente árabe, provocando la caída de varios presidentes.

Marruecos y Argelia, donde los movimientos de protesta no llegaron a calar en la sociedad, lograron disipar el descontento con la introducción de tímidas reformas y un mayor aperturismo político que en Marruecos favoreció la llegada de la corriente del islam político al gobierno.

En Argelia están previstas las próximas elecciones para el 10 de mayo, y a falta de encuestas, varios dirigentes políticos, tanto del gobierno como de la oposición, no descartan la posibilidad de una victoria islamista.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad