publicidad

Cientos de personas asisten al funeral de Michael Brown

Cientos de personas asisten al funeral de Michael Brown

Líderes de derechos civiles y allegados a Michael Brown llegaron al funeral del joven asesinado en Ferguson.

Emotivo funeral de Michael Brown Univision

Cientos de personas se formaron para poder entrar a la iglesia bautista de Saint Louis, Missouri, donde se realizó el funeral público de Michael Brown, el joven negro asesinado por Darren Wilson, un policía blanco en Fergurson.

Desde primera hora de la mañana familiares, amigos y vecinos del área metropolitana de Saint Louis esperaron a las puertas del Friendly Temple Missionary Baptist Church, con capacidad para 5 mil fieles. Pero el templo no fue suficiente. Ante la fuerte afluencia, las autoridades debieron habilitar una sala con capacidad adicional de 2,500 plazas no lejos de la iglesia bautista Friendly Temple Missionary.

Fotos: El último adiós a Michael Brown

En momentos en que la calma parece haberse restablecido en este pequeño suburbio de Saint Louis tras días de violentos enfrentamientos, la ceremonia se llevó a cabo bajo fuerte vigilancia.

Algunos de los asistentes al funeral llevaban camisetas emblemáticas del movimiento "Manos arriba, no dispare", el cual se ha convertido el lema para recordar a todos los que han sufrido la brutalidad y violencia policial.

Con la cara visiblemente marcada por el dolor, la madre del difunto apareció vestida de rojo. El padre llamó a una "jornada de silencio" y de calma, pidiendo públicamente "una jornada apacible" antes del inicio de la ceremonia.

Los organizadores escogieron este templo porque no había iglesia en Ferguson lo suficientemente grande para albergar a la multitud esperada.

publicidad

Entre las personalidades en el funeral se encuentra el líder de los derechos cívicos Al Sharpton, tres funcionarios de la Casa Blanca, el gobernador de Misuri, Jay Nixon, y el director de cine Spike Lee.

También la prensa local reportó que otros famosos asistirían a la ceremonia. Entre ellos el rapero Snoop Dogg, el magnate Diddy y el comediante Nick Cannon.

En un encendido discurso, el reverendo Al Sharpton recordó que Brown debía estar en su segunda semana de universidad.

"El cuerpo de Brown fue dejado tirado en las calles durante horas después de que lo mataron. Como si ha nadie el importara, como si él no tuviera seres queridos", reclamó Sharpton. "Necesitamos que su nombre haga un cambio en el país. La justicia va a venir", exclamó.

El padre de Brown, Michael Brown, escribió una tarjeta que decía: "Yo no pude protegerte pero te amamos".

El joven de 18 años, abatido a plena luz del día por un policía el 9 de agosto, será luego enterrado en presencia de su familia en el cementerio St. Peters de Saint Louis.

Brown, quien estaba a punto de iniciar sus estudios superiores, salía sin portar ninguna arma de una tienda de licores de Ferguson donde acababa de robar una caja de cigarros cuando fue asesinado por el oficial de policía Darren Wilson.

Las versiones de la policía y de varios testigos difieren. Para algunos, Brown intentó quitarle el arma al policía que entonces le disparó. Para otros, incluido un amigo que lo acompañaba, tenía las manos arriba.

publicidad

El domingo, en medio de un calor sofocante, unos 400 manifestantes -buena parte negros- se reunieron para recordar al difunto. La mayoría de ellos llevaba camisetas emblemáticas del movimiento "Manos arriba, no dispare". Estaban presentes los padres de Brown y el padre de Trayvon Martin, otro joven negro abatido en 2012 por un vigilante barrial en Florida.

Con información de AFP

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad