publicidad

Casino antiinmigrante de Arizo

Casino antiinmigrante de Arizo

Hispanos fueron convocados a un boicot ya que la reserva se niega a colocar agua en su territorio para indocumentados.

Activista solidario

TUCSON, Arizona - Un miembro de la tribu Tohono O'odham hizo un llamado a la comunidad hispana del sur de Arizona para que no visiten los casinos de la reserva indígena, ya que sus líderes se niegan a dejar colocar agua dentro de su territorio para salvar las vidas de inmigrantes indocumentados."Pareciera que les interesa más la plata en los casinos que la sangre que se está derramando en nuestra tierra", dijo a Efe Mike Wilson.

El activista indígena aseguró que un gran porcentaje de los clientes de los tres casinos propiedad de la reserva Tohono O'odham es de origen hispano.

"Estoy pidiendo a la comunidad latina que se una a este boicot, que demuestren su desacuerdo en contra de la postura del gobierno de la tribu", sostuvo Wilson.

En 2002, el gobierno de la tribu -cuyo territorio abarca 75 millas a lo largo de la frontera entre Arizona y Sonora (México)- aprobó una resolución que prohíbe al activista colocar agua para salvar la vida de indocumentados, que utilizan frecuentemente este corredor.

En la misma se indica que los inmigrantes indocumentados y los traficantes o "coyotes" están "quebrantando las leyes de inmigración de los Estados Unidos".

Además los acusa de "intimidar" a los miembros de la reserva al pedir agua, comida y entrar a las casas, tirar basura, cortar cercas e intercambiar droga con miembros de la tribu por información.

publicidad

A pesar de la prohibición, Wilson, de 59 años y ex pastor, ha colocado estaciones y galones de agua dentro de la reserva por iniciativa propia y con la ayuda de la organización Fronteras Compasivas aunque algunas han sido objeto de vandalismo.

El pasado 30 de agosto policías de la tribu le exigieron a Wilson quitar las cuatro estaciones de agua que opera, particularmente dentro del distrito 11 del territorio indígena.

"Me pidieron que sacara de los terrenos a mis invitados y que nunca regresaran", relató.

Remueven estaciones de agua

El pasado sábado, como siempre, Wilson regresó al lugar a llenar las estaciones de agua y dejar más galones de agua.

Cuando llegó al sitio cercano a la frontera con México, descubrió que tres de sus cuatro estaciones de agua habían sido removidas.

"Ellos fueron, estoy seguro", dijo el activista refiriéndose a la policía de la reserva.

De acuerdo con Wilson, más del 40 por ciento de las muertes de inmigrantes indocumentados que se han registrado durante el presente año fiscal han ocurrido dentro de Tohono O'odham.

Cifras de la Patrulla Fronteriza revelan que desde el pasado 1 de octubre se han registrado 154 fallecimientos de indocumentados en la frontera de Arizona, aunque sin detallar el porcentaje ocurrido en la reserva, ya que no se contabiliza de forma independiente.

"El gobierno de la tribu se ha mantenido callado ante las muertes de inmigrantes, de hombres, mujeres, niños que vienen a esta frontera a buscar un mejor trabajo para mantener a sus familias", denunció Wilson.

publicidad

"Los cuerpos de indocumentados se han convertido en parte del panorama de nuestro territorio", agregó.

Segun Wilson hay miembros que no comparten las ideas de sus representantes y hasta ahora Ned Norris Jr , jefe de la tribu, Tohono O'odham, que en español significa "gente del desierto", ha dejado la decisión de colocar el agua en cada uno de los representantes de los 11 distritos en los que está dividida la reserva.

El activista tiene información de que representantes de los distritos se reunirán esta semana para discutir el tema.

"No me importa lo que pase, este sábado volveré al desierto para volver a colocar las estaciones de agua que fueron quitadas", finalizó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad