publicidad

Casa Blanca: Clinton no ordenó espionaje a diplomáticos de EU

Casa Blanca: Clinton no ordenó espionaje a diplomáticos de EU

Casa Blanca: Clinton no ordenó espionaje a diplomáticos de EEUU

Miniminan acusaciones

WASHINGTON - El portavoz del presidente Barack Obama calificó de "ridícula" una aseveración del fundador de WikiLeaks de que la secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton, debía renunciar si está implicada en la orden a diplomáticos estadounidenses para que realizaran actividades de espionaje en las Naciones Unidas.

En entrevista con la revista Time en algún lugar no revelado, y difundida por internet, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, pidió la dimisión de Clinton "si se puede mostrar que es responsable de la orden a diplomáticos estadounidenses de que espiaran en las Naciones Unidas", en contravención a acuerdos internacionales.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo el miércoles que las aseveraciones de Assange "son ridículas y absurdas". Clinton no ha incurrido en nada indebido y los diplomáticos estadounidenses no realizan espionaje, agregó. Gibbs hizo sus declaraciones en entrevista con el programa "Today" de la NBC.

Funcionarios del Departamento de Estado dijeron el martes que las instrucciones secretas giradas a los diplomáticos estadounidenses para que recabaran información individualizada y delicada de gobernantes extranjeros salieron del estamento de espionaje de Estados Unidos y no requieren que el diplomático espíe.

Los mensajes secretos filtrados que ha difundido WikiLeaks contienen solicitudes de que se recabe información sobre ADN y de tipo biométrico de funcionarios extranjeros.

publicidad

"La secretaria de Estado, Clinton, ha cumplido una gran labor", dijo Gibbs. "El presidente tiene una gran confianza en la secretaria Clinton y admira el desempeño de ésta".

Filtraciones  no afectarán diplomacia

Clinton reiteró que los documentos secretos publicadas por el sitio WikiLeaks no afectará las relaciones diplomáticas de su país con la comunidad internacional.

En marco de la VII cumbre de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), inaugurada este miércoles en Astana, Clinton aseguró la política exterior de estadunidense sigue firme, según un reporte de la agencia de noticias rusa Novosti.

En una conferencia de prensa, en la que el punto culminantes fue la publicación en internet de 250 mil expedientes secretos de la política exterior de Estados Unidos, la diplomática aseguró que ningún país ha roto sus relaciones con su país.

"Ciertamente he planteado la cuestión de las “fugas”, con el fin de asegurar a nuestros colegas que no interferirán de ninguna forma con la diplomacia estadounidense o nuestro compromiso de trabajar”, explicó la ex primera dama.

EU sin preocupaciones por filtraciones

Clinton dijo que su país no tiene preocupación alguna acerca de si alguna nación no va a continuar a trabajando o discutiendo asuntos de importancia para salir adelante y reiteró que su país sigue firme en llevar el caso ante la justicia.

publicidad

“Tuve la posibilidad de reunirme con muchos dirigentes, aquí con los miembros de la OSCE, y ninguno expresó dudas en sus relaciones con Estados Unidos... Estamos aquí para resolver los problemas del mundo”, subrayó la jefa de la diplomacia estadunidense.

Reconoció que con la revelación de los documentos ahora surgen muchas dudas y preguntas, pero afirmó que el gobierno del presidente Barack Obama está dispuesto a tratar el asunto directamente con sus socios internacionales.

“Estoy orgullosa del trabajo de la diplomacia estadunidense. Tengo confianza en que el trabajo diario de nuestros diplomáticos seguirá como siempre”, subrayó Clinton, quien ha sido duramente criticada por la difusión de los expedientes.

El lunes pasado, un día después de que WikiLeaks difundió los primeros documentos secretos sobre la política exterior de Estados Unidos, la funcionaria condenó la filtración por las repercusiones negativas que pudieran darse.

En la conferencia de prensa, Clinton también expresó su beneplácito por la decisión de Irán de reanudar las próxima semanas en Ginebra las negociaciones con el Grupo 5+1 (los cinco miembro permanentes del Consejo de Seguridad y Alemania) sobre su programa nuclear.

Esta es una gran oportunidad, para Irán para ir a la mesa de negociaciones, para tratar las cuestiones que preocupan a la comunidad internacional, las dudas sobre su programa nuclear.

publicidad

“Esperamos que Irán acuda a estas negociaciones con el espíritu con que se ofrecen. Queremos que Irán adopte una postura responsable, pero para esto debe cesar de violar sus obligaciones internacionales y detener cualquier esfuerzo por obtener armas nucleares", agregó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad