publicidad

Buen viaje, general Noriega

Buen viaje, general Noriega

El ex presidente panameño cambia de cárcel: sale de Miami hacia la Ciudad Luz. La medida causa alivio en Panamá.

Siete meses antes de ser arrestado durante la invasión de Estados Unidos a Panamá en 1990, me senté con el general en una de sus últimas entrevistas junto al Canal de Panamá para hablar acerca de las presiones sobre él para que se fuera del país. "El problema no es un hombre sino un canal y unas bases militares", dijo Noriega.

Insistió en ese entonces en que Estados Unidos no quería trasladar el control del canal a Panamá como estaba acordado, e insinuó que el deterioro de su relación con Estados Unidos se debió a la negativa de Panamá de ayudar a los Contras nicaragüenses.

Lo demás es historia. Después de pasar 17 años en una prisión de La Florida por narcotráfico, lavado de dinero y crimen organizado, Noriega esta programado a quedar en libertad el 9 de septiembre.

Pero no regresará a su país para disfrutar sus paseos por el famoso Canal de Panamá. No regresará siquiera para enfrentar a la justicia que lo sentenció en ausencia a por lo menos 60 años en prisión por malversación de fondos, corrupción y asesinato. En cambio volará a Paris.

Buen viaje, general Noriega. Desafortunadamente para él, no será un viaje de placer a la Ciudad Luz. Los esfuerzos de Noriega para ser devuelto a Panamá fallaron después que un juez aprobara un pedido de la fiscalía general de Estados Unidos para que fuera extraditado hacia Francia.

publicidad

Diez años más

Allí enfrenta 10 años en prisión por lavado de más de $3 millones provenientes del tráfico de drogas, con los que supuestamente compró apartamentos lujosos en Paris.

La pregunta que muchas personas se hacen es: ¿Por qué? ¿Por qué Francia y no Panamá? Según los abogados defensores de Noriega, por ser un prisionero de guerra bajo la Convención de Ginebra él debe ser devuelto a su país después de completar su sentencia. Además, Panamá solicitó la extradición de Noriega antes que Francia en 1991.

Los cargos contra él son mucho más graves en Panamá que en Francia, y muchos de sus compatriotas que sufrieron los efectos de su dictadura de mano dura querrían verle enfrentando a la justicia.

Sin embargo, muchos otros creen que el hombre que alguna vez estuvo en la nómina de la CIA, nunca pondría un pie en una cárcel panameña, bajo el frágil sistema de justicia de ese país.

La ley panameña actual permitiría a Noriega cumplir una sentencia máxima de 20 años por sus crímenes y una nueva legislación le permitiría restar a ese tiempo los 17 años que estuvo en prisión en Estados Unidos.

De cualquier manera él sería protegido probablemente por la parte de la ley en su país que permite que cualquiera con más de 70 años solicite arresto domiciliario, ya que Noriega tiene ahora 73 años.

publicidad

Alivio en Panamá

Mayin Correa, ex alcaldesa de Ciudad de Panamá y una de las enemigas políticas de Noriega, dice que ella prefiere que él sea extraditado a Francia porque eso asegurará que permanezca un tiempo en prisión y no "en una hamaca con sus nietos como él dijo que quería estar".

A Correa le preocupa que a pesar de los vacíos en las leyes panameñas, Noriega tiene todavía demasiados amigos en posiciones de influencia en su país y posiblemente millones de dólares guardados para asegurarle una cómoda jubilación.

Aunque el gobierno panameño haya dicho ahora a través de su ministerio de asuntos exteriores que solicitará la extradición de Noriega a Francia, originalmente no protestó la el pedido de extradición de de Francia.

Dicen las malas lenguas que el presidente Martín Torrijos no quiso ponerse en la incómoda posición de tener que lidiar con llevar ante la justicia al ex aliado de su padre Omar Torrijos.

Por ahora no tendrá que preocuparse por eso. La papa caliente estará en manos de la justicia francesa que deberá determinar si Noriega cumplirá o no una sentencia, regresará a su país o quizás algún día disfrute de las inversiones en bienes raíces que hizo en la Ciudad Luz.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad