publicidad

Brittany Maynard cumple su último sueño a tres días de su muerte

Brittany Maynard cumple su último sueño a tres días de su muerte

La joven de 29 años visitó el Gran Cañón. Escogió el 1 de noviembre para llevar a cabo el suicidio asistido.

Brittany Maynard, la mujer con cáncer en fase terminal que ha planificado su muerte para el 1 de noviembre, cumplió su último sueño. Visitó el Gran Cañón la semana pasada acompañada de sus familares.

Maynard, de 29 años, dijo que la experiencia la dejó sin aliento y fue hermosa. "Tuve la oportunidad de disfrutar mi tiempo con las dos cosas que más amo: mi familia y la naturaleza", escribió en su blog.

"Tristemente, es imposible olvidar mi cáncer. Los dolores de cabeza severos y el dolor en el cuello nunca se van, y desafortunadamente la mañana siguiente tuve una de mis convulsiones más severas hasta el momento", añadió.

A decir de Maynard estos últimos días su sufrimiento se ha agravado. Tras su visita relata que el habla se le paralizó por largas horas hasta que pudo recobrar la conciencia.

"La convulsión fue un recordatorio fuerte de que mis síntomas continúan empeorando y que el tumor sigue su curso”, posteó la joven en su blog.

Su caso ha reabierto el debate sobre el suicidio asistido. Para poder hacerlo, esta se mudó de Oakland a Oregon, donde planificó su muerte para el 1 de noviembre. Escogió esta fecha porque desea celebrar el cumpleaños de su esposo el 26 de octubre.

Desde entonces, ha dedicado el tiempo que le queda de vida para defender la legislación que aprueba la eutanasia en cinco estados de los Estados Unidos y en satisfacer su pasión por los viajes y la aventura. Como parte de su decisión, Brittany dio a conocer su "bucket list" de cosas que quería hacer antes de su último día.

publicidad

Maynard eligió el 1 de noviembre como la fecha en la que va a morir porque quería celebrar el cumpleaños de su marido por última vez.

No obstante, aseguró que tomará una decisión final según la progresión de su enfermedad. Brittany le dijo a la revista People que beberá 100 cápsulas de secobarbital disueltas en agua.

La joven decidió trasladarse junto a su familia a Oregón, donde la ley del estado le permitió que los médicos le proveyesen de un fármaco que terminará con su vida sin causarle dolor si ella decide ingerirlo, según explica la propia Maynard en un vídeo en internet en defensa del derecho "a una muerte digna".

La decisión de Maynard ha conmovido a la opinión pública del país, el vídeo de internet ha superado los siete millones de visitas y la joven ha pasado a ser protagonista de un intenso debate en las redes sociales y los medios sobre la conveniencia de legalizar el suicidio asistido en el conjunto de EEUU.

En la actualidad, sólo Oregón, el estado de Washington, Montana, Nuevo México y Vermont permiten esta práctica.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad