publicidad

Brewer: No queremos la violencia de México en Arizona

Brewer: No queremos la violencia de México en Arizona

Brewer: No queremos la violencia de México en Arizona

Le duele que piensen que es racista

PHOENIX, Arizona - La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, no tiene nada de qué disculparse. Al contrario. Hoy sigue defendiendo su decisión de haber firmado la ley SB1070 que, a pesar de las limitaciones que le impuso una Corte de Apelaciones, le hace la vida mas difícil a los indocumentados en Arizona.

"No queremos que lo que esta pasando en Mexico -28 mil personas asesinadas en 4 anos- se pase a Arizona", me dijo en una entrevista. "No vamos a dejar que eso pase en Arizona y haremos todo lo que sea necesario para evitarlo".

Brewer, quien era la Secretaria de Estado de Arizona, no llegó a la gubernatura del estado por elección popular. Fue designada en el puesto luego que el presidente Barack Obama escogiera a la entonces gobernadora, Janet Napolitano, como Secretaria de Seguridad Interna.

El presidente Obama ha dicho que las fronteras entre México y Estados Unidos están más seguras que en los últimos 20 años. Pero Brewer no está de acuerdo. "No creo que estén seguras, nunca lo han estado", dijo. "Nos pueden dar todos los datos y estadísticas que quieran, pero lo que importa es lo que ocurre en la realidad".

A pesar de todo, el crimen ha bajado en Arizona. Los crímenes violentos han caído 15 por ciento del 2006 al 2009 según el Arizona Department of Public Safety. Lo mismo ha ocurrido con los robos de propiedad (17%). Pero las preocupaciones de la gobernadora son otras.

publicidad

"El crimen ha bajado pero de todas maneras tenemos un problema", me dijo. "Acabo de hablar con la Patrulla Fronteriza y todavía tenemos "creo que me dijo- unos 214 mil indocumentados cruzando nuestra frontera. Son demasiados".

Su argumento es que no hay suficiente dinero para que Arizona mantenga a los indocumentados. "No podemos mantener la inmigración ilegal cuando se trata de educación, de atención médica y de encarcelamientos. Y el gobierno federal no nos ayuda para nada en Arizona".

La única disculpa de la gobernadora ocurre cuando le pregunto sobre sus pasadas declaraciones de que había decapitados en el desierto de Arizona. "Fue un malentendido ...y me disculpe por eso inmediatamente".

Pero de lo que no se disculpa es de haber dicho que la "mayoría" de los indocumentados que llegan a Arizona son "mulas" (drug mules) o traficantes de drogas.

"¿De donde sacó esa información?", le pregunté.

"Tenemos muchos videos, tenemos reportes de la gente que vive en la frontera y también de nuestras autoridades...Si tú cruzas la frontera con los carteles de las drogas y traes drogas entonces tú eres (una 'mula')".

Brewer considera que el sheriff Joe Arpaio del Condado de Maricopa (que incluye la ciudad de Phoenix) solo "está haciendo cumplir las leyes". Pero al igual que en el caso de Arpaio, la gobernadora Brewer está pagando un alto costo personal por su lucha contra los indocumentados. "Me duele que piensen que soy una racista o una intolerante".

publicidad

Cuando le pregunté si ella estaría dispuesta a deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados de Estados Unidos, prefirió no contestar. "No tengo la menor idea", dijo. "Yo no tengo la solucion". Lo mismo ocurrió cuando le pregunté cómo se veía un inmigrante indocumentado. "No tengo la menor idea de cómo se ve un inmigrante indocumentado”.

Lo que sí sabe es que "Arizona es el corredor de la inmigracion ilegal y de los carteles de las drogas. Somos la puerta de entrada.” Por eso ella está a favor de una mayor vigilancia en la frontera con México. "Definitivamente, creo que tenemos que construir un muro, y creo que necesitamos mas agentes de la Guardia Nacional en la frontera, y necesitamos mayor apoyo aereo".

Y terminamos la entrevista hablando de política y de sus ya famosos 16 segundos de silencio durante un debate televisivo entre los candidatos a la gubernatura de Arizona. Eso hizo cuestionarse a muchos sobre si realmente estaba capacitada para ser gobernadora.

"No se si fueron 16 segundos o 10, pero fueron los 10 segundos -o los 16 segundos- más largos de mi vida. Se me congeló el cerebro. Especialistas en debates me han dicho que eso es común...y a mí me pasó enfrente de todo el mundo. Pero tengo 28 años de experiencia al frente del estado y continuaré haciendo lo mismo".

Las encuestas sugieren que ella tiene una clara ventaja sobre el candidato Demócrata a la gubernatura de Arizona, el fiscal general Terry Goddard. ¿Pero habrá otro debate? "No se si se va a realizar o no", me dijo Brewer.

publicidad

Los inmigrantes indocumentados en Arizona, desde luego, no votan. Pero su destino depende en buena medida de los resultados de las elecciones el 2 de noviembre. Lo que sí está claro es que si gana Brewer, ellos pierden.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad