publicidad

Bracero "muy contento" con la

Bracero "muy contento" con la

Uno de los campesinos beneficiado con la devolución de parte de sus ahorros, recordó sus días de cosechas en EU.

Bracero "muy contento" con la c0b0f9b3666d4df0829aaae392ffadbd.jpg

Largo litigio

"Era un trabajo muy duro, teníamos que cargar a mano los camiones con las papas", recordó Jesús Ruiz, uno de los cientos de campesinos mexicanos que trabajaron en las cosechas en EU bajo los auspicios del programa conocido como " bracero", y que ahora cobrará parte del dinero que por años le fue descontado de su sueldo.

"Me siento muy bien, muy tranquilo", agregó el trabajador de 91 años en una entrevista con Univision Online, desde su hogar en Chicago, Illinois, donde vive junto a su familia.

Tras años de litigación, finalmente muchos de los braceros que trabajaron en el programa laboral acordado entre los gobiernos de EU y México, cobrarán parte de sus ahorros, acumulados durante los años que laboraron en las cosechas y en el tendido de ferrocarriles.El histórico acuerdo beneficia a miles de trabajadores que llegaron a Estados Unidos bajo el programa conocido como bracero, y que se extendió desde 1942 hasta 1964. El programa había sido puesto en marcha a raíz de la carencia de mano de obra masculina debido a la Segunda Guerra Mundial.

publicidad

El reciente acuerdo judicial entre el gobierno mexicano y los braceros establece pagos a los trabajadores -la mayoría ancianos hoy en día-, o a sus sobrevivientes, que puedan demostrar que laboraron como braceros del 1 de enero de 1942 al 31 de diciembre de 1946.

En la demanda colectiva que generó el acuerdo, los trabajadores y sus familiares denunciaron condiciones injustas de trabajo y reclamaron el pago del dinero que durante esos años de labor se les fue descontando de sus sueldos.

Dichos montos (10 por ciento de sus haberes mensuales) eran supuestamente depositados en una especie de cuenta de ahorros en México. Con el reciente acuerdo, solo una porción de quienes trabajaron como braceros podrán cobrar dicho dinero ya que el programa se extendió hasta 1964, por lo que los reclamos continúan para el resto de los campesinos que trabajaron desde 1947 en adelante..

"Me siento muy bien"

Jesús Ruiz fue uno de los mexicanos que llegó a Estados Unidos en 1943 para trabajar en las cosechas. Lo hizo proveniente de Penjamo, estado de Guanajuato, cuando tenía 26 años.

En diálogo con UOL desde su hogar en Chicago, Ruiz recordó que luego de cosechar trigo, cebada y avena en los campos de Oregon, en 1943, regresó a su país para volver en 1945, pero a Utah, donde cosechó el betabel, o la papa dulce.

Al año siguiente, el trabajo lo llevó a los estados de Idaho y Wisconsin.  "Era un trabajo muy pesado para nosotros. Trabajábamos unas 8 o 9 horas todos los días. Teníamos que cargar a mano los camiones con las papas. Eramos unos 6 hombres por grupo", recordó Ruiz, quien hoy tiene 91 años.

publicidad

"Me pagaban 5 centavos por medio saco de papa -continuó- y para ganar $20, que era mucho dinero en aquellos días, tenía que juntar unos 400 sacos, pero yo solo llegaba a los 300 sacos, y me pagaban $15".

Luego de trabajar en Wisconsin, Ruiz se estableció en las afueras de Milwaukee, donde vivió varios años. En 1954 volvió a México, donde conoció a quien fuera su esposa, Socorro. Tiempo después, ambos establecieron su familia en Chicago, donde Ruiz trabajó muchos años en una panadería, hasta que se jubiló en 1980.

Tuvieron tres hijas y un hijo. El varón, Jesse, terminó la carrera de abogacía y hoy es el presidente de la Junta Directiva de Educación del estado de Illinois, "un cargo por el cual no cobro un centavo, pero al que le dedico casi la mitad de mi tiempo", dijo el abogado, quien se dedica al área judicial corporativa en una conocida firma en Chicago.

Consultado Jesús Ruiz sobre cómo se sentía ante la posibilidad de cobrar aunque sea una parte del dinero que desde hace años viene reclamando, junto a otros braceros, respondió: "Me siento muy bien, muy tranquilo".

Aquellos braceros -o sus familiares sobrevivientes- que necesiten más información, o deseen iniciar el trámite para cobrar el dinero, pueden visitar el sitio web del "Caso Bracero" (www.casobracero.com), llamar gratis al teléfono 1-877-436-9359 o contactarse por carta a Caso Bracero, P.O. Box 641610, Chicago, IL, 60664-1610.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad