publicidad

Bomberos luchan contra gran incendio en California

Bomberos luchan contra gran incendio en California

En el tercer año consecutivo de una sequía histórica, la zona lucha por extinguir un número récord de fuegos.

Los efectos de la sequía

California está acostumbrada a sufrir incendios, pero en el tercer año consecutivo de una sequía histórica, esta zona del oeste de Estados Unidos lucha por extinguir un número récord de fuegos. Y la temporada apenas ha comenzado.

Alrededor de 7,500 bomberos se están esforzando por apagar el denominado King Fire (Fuego rey) que arde al este de Sacramento, la capital, y que ha obligado a evacuar a unas 3,000 personas. Su extensión es mayor al de la ciudad de Las Vegas (Nevada, oeste), informa la Agencia France Press.

"En lo que va de año, California ha tenido que hacer frente a unos 5,000 incendios; en un año normal esta cifra está en los 3,900", explicó a la AFP Daniel Berlant, del Departamento de Protección Forestal e Incendios de California (también conocido como CalFire).

"El número de fuegos ha aumentado porque los terrenos están más secos debido a la sequía", agregó el experto, quien señaló que California suele vivir los peores incendios durante el otoño (boreal).

"Solo estamos llegando al pico de la temporada de incendios", puntualizó.

En mayo, las voraces llamas de un fuego en San Diego (suroeste) obligaron a evacuar de sus casas a miles de vecinos y a cerrar parcialmente una base militar y un parque de atracciones.

En julio y agosto, unas 13,000 personas tuvieron que abandonar el parque nacional de Yosemite, interrumpiendo las vacaciones de los turistas que visitaban una de las joyas naturales de Estados Unidos.

publicidad

Con todo, las estadísticas de CalFire apuntan a que hasta ahora ha habido 1,000 incendios más que la media de los últimos cinco años, y 700 fuegos más que los registrados en el mismo periodo de 2013.

"En el oeste (del país), la temporada de incendios se prolonga ahora la mayoría del año", dijo esta semana el presidente Barack Obama durante su discurso sobre cambio climático ante la Asamblea General de la ONU.

Afectada por el cambio climático

La AFP añade que el cambio climático está sin duda afectando a California, que vive su tercer año seguido bajo la peor sequía del siglo, según el gobernador Jerry Brown.

La sequía ha castigado particularmente la agricultura en el Valle Central, la mayor zona que abastece la demanda del país, pero que ahora lucha por hacer crecer el cultivo y criar el ganado en un suelo seco.

Los niveles de los embalses de agua están en mínimos históricos. Generalmente suelen llenarse con el deshielo de la nieve de las montañas de la Sierra Nevada, pero el invierno (boreal) pasado no cayeron los copos esperados.

La mayoría de los incendios han afectado hasta ahora el norte del estado, pero en las últimas semanas han sido más dominantes en el sur.

Tras un verano (boreal) casi sin lluvias, los bosques y los cañones están más secos que nunca, justo a tiempo para que comiencen los fuertes vientos de Santa Ana procedentes del desierto de Sonora.

publicidad

"Los vientos de Santa Ana elevan el peligro de incendios", dijo el experto de CalFire. "Y en los próximos meses desafortunadamente no pronosticamos lluvias importantes. Esto significa que las condiciones solo van a empeorar".

Otros expertos meteorólogos afirman que la gravedad de la situación depende de cuándo empiecen a soplar los esperados vientos y cuánto se habrá humedecido la tierra con las pocas lluvias que caigan.

"Es una carrera que corremos cada otoño (boreal): las lluvias o los Santa Ana. Los dados apuestan este año por Santa Ana", dijo el meteorólogo de la NASA William Patzert, citado por el diario Los Angeles Times.

Miles de evacuados vuelven a sus casas

En tanto, las 3,000 personas que permanecían desalojadas empezaron a regresar el sábado a sus hogares después de los importantes avances en la extinción logrados por los bomberos.

El alguacil del condado de El Dorado, donde se declaró el fuego el pasado 13 de septiembre, indicó en un comunicado que las órdenes de evacuación han sido levantadas y que todas aquellas familias que lo deseen pueden volver a sus viviendas, señala por su parte la agencia Efe.

El pasado jueves fue detenido un hombre de 37 años y vecino de la zona, Wayne Allen Huntsman, como presunto causante del incendio.

Huntsman fue calificado de "pirómano" por la Fiscalía y permanece en prisión a la espera del juicio bajo una fianza de diez millones de dólares impuesta por el juez.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad