publicidad
La Corte Suprema de EEUU determinó que la policía debe tener una orden judicial para revisar un celular.

Blindan la privacidad de los móviles: la policía no puede registralos sin una orden

Blindan la privacidad de los móviles: la policía no puede registralos sin una orden

La Corte Suprema de EEUU determinó que la policía debe tener una orden judicial para revisar un celular.

La Corte Suprema de EEUU determinó que la policía debe tener una orden j...
La Corte Suprema de EEUU determinó que la policía debe tener una orden judicial para revisar un celular.

La policía estadounidense no podrá indagar en los teléfonos móviles de personas bajo arresto si no es con una orden judicial explícita, según un fallo unánime aprobado hoy por la Corte Suprema de Estados Unidos.

La Corte Suprema de Estados Unidos determinó que la policía debe disponer de una orden judicial para poder revisar un teléfono celular de un sospechoso.

El fallo, referido a dos casos ocurridos en los estados de California y Massachusetts, supone una victoria para los defensores de la privacidad de los ciudadanos, ante la cual se oponía la necesidad de investigación en un caso criminal.

En la actualidad, la policía puede buscar en cualesquiera que sean los objetos físicos que estén a su alcance y pertenezcan a un detenido, con el objetivo de hallar pruebas incriminatorias.

publicidad

El presidente de Tribunal Supremo, John G. Roberts Jr., dijo que la gran cantidad de datos contenidos en los teléfonos móviles modernos se debe proteger de una inspección rutinaria.

Los teléfonos celulares merecen la misma protección de "revisiones y confiscaciones improcedentes" como cualquier otra propiedad --por ejemplo los hogares-- contempladas en la Cuarta Enmienda de la Constitución Amendment, dijo el máximo tribunal de Estados Unidos tras abordar dos casos afectados por esa práctica policial.

La Corte, que trata dos casos que involucran a sospechosos cuyos teléfonos móviles fueron revisados por la policía, consideró las libertades garantizadas en la constitución.

El máximo magistrado estadounidense, John Roberts, escribió que los principios de los Padres Fundadores siguen vigentes a pesar de la tecnología del siglo XXI.

"La oposición a tales revisiones fue de hecho uno de las fuerzas motrices de la propia revolución", agregó y explicó que las viejas reglas no se pueden aplicar ahora dado que los móviles se han convertido casi en una parte importante de la anatomía humana.

Dos controvertidos casos

Uno de los casos a los que se refiere la sentencia se remonta a 2009, cuando un individuo fue detenido por llevar las placas de la matrícula de su automóvil caducadas días después de haber sido tiroteado desde un automóvil en marcha en San Diego (California).

publicidad

En su inspección, los agentes encontraron dos pistolas que, según se determinó después, se habían usado en el tiroteo.

La policía arrestó al individuo y le confiscó el teléfono móvil que llevaba, inspeccionó los datos sin orden judicial y encontró que era miembro de una pandilla callejera y que había estado cerca del sitio del tiroteo a la hora del ataque.

El individuo fue finalmente condenado por intento de homicidio con el agravante de actividades pandilleras.

El otro caso se inició en Boston en septiembre de 2007, cuando la policía detuvo a Brima Wurie por vender drogas a otro individuo, y en la estación policial le confiscaron dos teléfonos celulares.

La policía, sin orden judicial, revisó los datos del teléfono y los registros de llamadas, lo cual condujo a una residencia donde se halló crack, marihuana, dinero en efectivo, un arma y municiones.

En ambos casos, los acusados defendieron que la información de sus teléfonos, obtenida sin autorización judicial, no debió usarse en su contra porque se obtuvo en violación de sus derechos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad