publicidad

Bizarros ataques con tijeras sacuden a comunidad Amish en Ohio

Bizarros ataques con tijeras sacuden a comunidad Amish en Ohio

Un grupo atacó a otro con tijeras y les cortó las barbas

Recelo entre grupos

WASHINGTON, DC - Un grupo de amish atacó varias veces en Ohio a otros grupos de estos protestantes que viven retirados del mundo moderno, cortando las barbas de los hombres y los cabellos de las mujeres, en un atentado contra su identidad según sus prácticas.

"Numerosos" miembros de la comunidad amish situada cerca de Bergholz fueron objeto este viernes de una investigación policial tras varios incidentes de este tipo, según cuenta un periódico de Ohio, el Intelligencer Wheeling News-Register.

Hasta el momento, hay cinco acusados por los ataques, quienes están detenidos. El FBI se interesó en el caso ya que puede existir el delito de odio.

Se acusa a los sospechosos de haber irrumpido en varias ocasiones en las casas de otros amish para cortar la barba a los hombres y el cabello a las mujeres -o, al menos, de intentar hacerlo. Durante una de las agresiones, los hombres se declararon como del "clan de Bergholz".

Según un sheriff local, citado por el periódico, los cabellos fueron llevados al patriarca del clan para demostrarle que las operaciones habían sido un éxito.

Siempre según el sheriff, citado en este caso por otro periódico, las motivaciones de estos ataques podrían ser de orden religioso, ya que los miembros del clan Bergholz forman un grupo aparte, que es rechazado por los demás.

Según el profesor Donald Kraybill, del Elizabethtown College en Pannsylvania, y especialista en las sociedades amish, 'este comportamiento es muy extraño y aberrante en este tipo de comunidades. La violencia entre amish es muy extraña", afirmó a la AFP.

publicidad

La barba es símbolo del hombre casado y las mujeres, según los preceptos bíblicos seguidos por estas comunidades, no deben cortarse el pelo, puesto que es un símbolo de su belleza natural.

"Para los hombres como para las mujeres, se trata de un ataque contra su identidad personal y social", explica este especialista, que avanza la hipótesis "de ataques malintencionados llevados a cabo por gente que, por una razón u otra, ha hecho secesión".

Los amish, protestantes emigrados de Alemania, Suiza y Alsacia al final del siglo XVIII, son alrededor de 260,000 miembros en 28 estados del país y de la provincia canadiense de Ontario.

Se desplazan en carretas, prohíben la televisión, el ordenador y la electricidad y se les hizo famosos por la película "Witness", de 1984, con Harrison Ford.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad