publicidad

Bill Richardson

Bill Richardson

Orgulloso de su hispanidad, Bill Richardson es el único candidato de origen latino desde que anunció su candidatura, el 21 de enero de 2007.

El actual gobernador de Nuevo México, quien nació en Pasadena, California, tiene un pasado bicultural. Su madre, María Luisa López Collada, es de origen mexicano y conoció a su padre, William Richardson, naturalizado americano, cuando trabajaban en la Ciudad de México.

Por eso, Richardson y su hermana Vesta vivieron durante su infancia en la Ciudad de México pero la familia entera se mudó a Massachusetts cuando Richardson tenía 13 años.

Sus estudios

Al igual que su padre, Richardson ingresó a la Universidad Tufts, en Boston, a los 19 años, donde se graduó en leyes y tuvo una maestría en relaciones internacionales. Pero su gusto por la política surgió cierto día que escuchó hablar al Senador Hubert Humphrey, un demócrata que enaltecía los valores americanos y el poder al servicio público.

Vida política

Bill trabajó en el Congreso de los Estados Unidos y comenzó a entender cómo la política podría producir un cambio positivo.

Después se mudó a Nuevo México, Bill trabajó como empleado del Partido Demócrata local para en 1980 lanzarse en su primer campaña política contra el republicano Manuel Luján, en el 1º Distrito Congresional de Nuevo México.

Aunque perdió, dos años después, a los 35 años, Bill se convirtió en uno de los más jóvenes congresistas novatos de la clase de 1982, representando al recientemente creado 3º Distrito Congresional.

publicidad

En 1997, el presidente Bill Clinton lo designó embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, donde permaneció hasta que en 1998 pasó a ser secretario de Energía. En ese cargo se desempeñó hasta que la administración demócrata llegó a su fin, en 2001.

Como diplomático, Bill Richardson participó en el rescate de rehenes y fue mediador internacional por la paz, lo que le ha dejado cuatro nominaciones al Premio Nobel de la Paz.

En las elecciones de 2002, Richardson fue elegido como gobernador de Nuevo México, convirtiéndose en el primer gobernador hispano en Estados Unidos. Luego fue elegido como presidente de la Asociación de Gobernadores Demócratas.

Como gobernador de Nuevo México, sus metas han sido mejorar el sistema educativo, bajar los impuestos, y castigar con mano dura los crímenes de mujeres.

Su plataforma

Su primer gran tema ha sido la reforma migratoria, de la que dice que contempla la reunificación familiar, en la que se debe proteger los derechos de los trabajadores indocumentados y conceder el cobro de tarifas reducidas a estudiantes universitarios indocumentados.

Respecto a la guerra en Irak, difiere de la política exterior que lleva George Bush y ha llamado a retirar la totalidad de las tropas de la región antes de que termine 2007.

Para hacer crecer la economía y crear empleos, Richardson tiene un plan para afrontar estos desafíos por medio de fomentar la innovación y extender la oportunidad económica. Primero plantea restablecer la disciplina fiscal, disminuyendo los gastos del gobierno y también proteger la mano de obra estadounidense, estableciendo un sistema de desarrollo centrado en las necesidades actuales.

publicidad

Richardson también ha demostrado su preocupación por el medio ambiente, y se propone alentar el reciclado en los estados, preservar los parques nacionales, invertir en la innovación de la tecnología para producir energía limpia, pero sobre todo, hacer a Estados Unidos independiente en materia de energía, para mantener los precios en los combustibles.

En cuanto a la discriminación hacia personas homosexuales, este candidato ha dicho que nadie debe ser discriminado, especialmente al referirse a la política militar "don't ask, don't tell" (no lo preguntes, no lo digas) en la que se obliga a militares homosexuales a guardar discreción sobre su preferencia sexual.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad