publicidad
.

Biden confía en que los demócratas no perderán el control del Senado log...

Biden confía en que los demócratas no perderán el control del Senado

Biden confía en que los demócratas no perderán el control del Senado

El vicepresidente no comparte los vaticinios que dan una victoria republicana en la batalla por el Senado.

Biden: “Vamos a mantener el Senado” /Univision

El vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el fin de semana que “no estaba de acuerdo con los pesimistas” que vaticinan una victoria republicana el martes en la batalla por el control del Senado, actualmente en manos demócratas.

“No vamos a perder el Senado”, dijo Biden a la cadena CNN.

Varias encuestas vaticinaron en las últimas horas que los demócratas, que actualmente cuentan con 53 asientos en la Cámara Alta, pierdan la mayoría y el presidente Barack Obama se quede gobernando solo en los últimos dos años de su mandato.

Pero Biden fue enfático al decir que no está de acuerdo con los pronósticos y confía en que su partido seguirá gobernando el Senado.

Los demócratas cuentan con 53 asientos (de un total de 100) más el apoyo de dos independientes.

“Mi predicción es que vamos a mantener el Senado", aseguró el mandatario.

El voto hispano ha sido clave en las últimas tres contiendas electorales para que los demócratas controlen el Senado. Este año, sin embargo, la falta de una reforma migratoria, pese a que el Senado aprobó un proyecto amplio el 27 de junio del año pasado pero la Cámara de Representantes lo rechazó, generó un clima de desencanto entre el electorado hispano.

En junio el presidente Barack Obama anunció que iba a tomar medidas ejecutivas migratorias a finales del verano ante la negativa republicana de aprobar la reforma migratoria, pero el 6 de septiembre la Casa Blanca aplazó las medidas para después de las elecciones, un cambio de estrategia que aumentó las críticas de la comunidad latina.

publicidad

Biden argumentó que la falta de una reforma migratoria es culpa del bloqueo republicano, y que si bien bajarán en votos, su partido seguirá siendo la opción de los hispanos.

“Tenemos claro lo que debemos hacer en estos dos últimos años”, dijo el vicepresidente a CNN. “Y de cara al 2016, los republicanos deben de tomar decisiones tengan o no el control de la Cámara. ¿Van a comenzar a permitir que las cosas se lleven a cabo? ¿O van a seguir con su política de obstrucción? Creo que van a elegir por terminar las cosas que hemos comenzado".

El plan de reforma migratoria que el Senado aprobó en junio del año pasado incluye un camino a la ciudadanía para indocumentados que están en el país desde antes del 31 de diciembre de 2011 y carecen de antecedentes criminales.

El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes dijo, poco antes de aprobarse el plan, que no lo debatiría, que discutiría una versión propia y que lo haría por partes. En marzo de este año desestimó el debate y argumentó que no confiaban en que el presidente haría cumplir la ley.

El optimismo de Biden, sin embargo, choca con las advertencias de algunos demócratas, quienes no dan garantía de una victoria para los suyos en el Senado.

El domingo, la líder de la minoría en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California), advirtió que las elecciones del martes "podrían ser catastróficas" para el Partido Demócrata.

publicidad

La agencia Notimex reportó que Pelosi también dijo a los votantes que el Partido Republicano está a punto de tener la más grande mayoría en la Cámara de Representantes desde que el presidente Herbert Hoover estaba en la Casa Blanca hace más de 80 años.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad