publicidad

Barack Obama lucha por familias trabajadoras en un evento en la Casa Blanca

Barack Obama lucha por familias trabajadoras en un evento en la Casa Blanca

El Presidente de EEUU va a participar, desde la Casa Blanca, en la llamada Cumbre sobre Familias Trabajadoras.

Está preocupado por las actividades familiares

El presidente Barack Obama es un hombre muy cercano a la familia y por eso ha hecho una invitación a los empleadores del país para que adopten políticas más amistosas hacia ellas, además de que ordenará a las agencias federales acelerar sus esfuerzos para ayudar a los empleados a equilibrar sus obligaciones familiares con su trabajo.

Esta medida forma parte de una Cumbre sobre Familias Trabajadoras que se realiza este lunes en la Casa Blanca.

"Ofrecer flexibilidad en los trabajos en la medida de lo posible es lo mejor que se puede hacer... De esta manera se garantiza una mayor productividad y lealtad por parte del empleado", dijo en una entrevista con la cadena CNN.

Durante el evento va a estar la primera dama, Michelle Obama, el vicepresidente Joseph Biden y su esposal, así como hombres de negocios, activistas de derechos civiles y funcionarios de agencias federales relacionadas con los servicios de salud y la atención a la niñez.

El propósito de esta cumbre es abordar los problemas que afectan a los sectores de bajos ingresos de la sociedad estadounidense.

El fin de semana, durante un discurso en la radio, el mandatario dijo que EEUU es solo uno de tres países industrializados que no ofrece permiso de maternidad y eso tiene que cambiar.

Calificó como "obsoletas las políticas laborales" y dijo que Estados Unidos debe de hacer más para facilitar  a padres y empleados con familiares enfermos, que atiendan a su familia y puedan seguir trabajando.

publicidad

"Algo está mal", señaló, "cuando trabajadores buenos tienen que elegir entre su empleo o atender a su familia", explicó.

Barack Obama emitirá un memorando ordenando a los jefes de las agencias del gobierno a expandir las políticas de trabajo flexible tanto como sea posible.

Obama va a promover políticas como elevar el salario  mínimo y expandir el acceso al cuidado infantil, así como aumentar las protecciones para las mujeres embarazadas en sus sitios de trabajo, fomentando al Congreso a aprobar medidas que prevengan la discriminación contra ellas.

Estados Unidos carece de una legislación a nivel federal sobre estos permisos a las madres, los cuales actualmente son otorgados por la compañía o entidad empleadora.

Esa situación obliga a que muchas progenitoras retornen rápidamente a trabajar después del parto o apenas disfruten de unas 12 semanas sin sueldo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad