publicidad

AUmentó el número de personas con hambre en Nueva York

AUmentó el número de personas con hambre en Nueva York

El número de personas que pasan hambre en Nueva York aumentó en un 28 por ciento en el último año, reveló estudio.

Crisis en aumento

NUEVA YORK - El número de personas que pasan hambre en Nueva York aumentó en un 28 por ciento en el último año y las organizaciones de asistencia alimentaria apenas tienen capacidad para atender la demanda, según un informe publicado el martes.

El incremento de personas en las filas frente a los comedores populares y de los centros que suplen de una compra ha ido a la par con la crisis económica que afronta el país y con el aumento en el número de estas organizaciones que han visto un recorte de fondos que reciben para ayudarles en esa gestión, señala el informe anual de la Coalición contra el Hambre.

El informe, titulado "No Bailout for the Hungry: Funding Slashed to Emergency Food Providers as Hunger in NYC Continues to Soar", indica además que un 68.8 por ciento de los centros que sirven comida consultados han informado que no tienen suficientes alimentos para suplir la necesidad, comparado con el 59 por ciento en 2007.

Alrededor de un 87 por ciento de las organizaciones consultadas para el informe de la Coalición reportó un aumento en el número de personas a las que dan de comer en los últimos meses, y lo que más ha crecido son las familias con niños, ancianos e inmigrantes.

Cada vez más familias

Un 80 por ciento de los centros dijo haber tenido un aumento en él último año en el número de familias con niños; un 74.7 por ciento en la cantidad de ancianos en necesidad de alimentos y un 58.1 por ciento reportó un incremento en el número de personas que trabajan a las que suplen de alimentos.

publicidad

Un punto preocupante del informe es que un 89 por ciento de las agencias consultadas considera que las necesidades del público atienden continuarán creciendo en los próximos seis meses.

Un 54.8 por ciento de los que respondieron al estudio dijeron que usan su propio dinero a veces, a menudo o siempre, para apoyar las necesidades de sus programas de alimentos.

Recortaron las ayudas

El recorte de fondos, como consecuencia de la crisis económica, ha sido tanto a nivel municipal, estatal y federal.

Un 72.3 por ciento de las organizaciones señaló además una reducción el año pasado en los fondos y alimentos que les suple el gobierno mientras que un 70.8 por ciento dijo haber sido afectada por una disminución en general en dinero y comida para atender al público.

Un ejemplo de las organizaciones que han visto un aumento en la demanda por comida es el de Servicios al Inmigrante Cabrini, en el bajo Manhattan, donde 500 personas más se han registrado este año para recibir una pequeña compra de esa organización.

Durante el año pasado esta entidad reportó un aumento en general en el número de personas en necesidad de comida, mientras que los fondos del gobierno y las donaciones privadas de alimentos se redujeron considerablemente.

Creció el desempleo

En la ciudad existen tanto los comedores populares que sirven una comida al día a los necesitados como los programas que les suplen de una pequeña compra que llevan a su hogar, ambos a cargo de iglesias, centros de ancianos y grupos comunitarios.

publicidad

"Hay más gente desempleada. La gente está más desesperada por comida y con miedo de que se acabe. Tenemos gente haciendo fila por comida dos horas antes de que se comience a distribuir", dijo Christina Baal, directora ejecutiva de Servicios al Inmigrante y la Familia de Cabrini.

Por su parte, Joel Berg, directora ejecutiva de la Coalición contra el Hambre, comentó que "las malas noticias son que tenemos más agencias que nunca a las que se les ha acabado la comida. La situación con la gente que pasa hambre, que fue realmente horrible en 2007, ha alcanzado proporciones de crisis".

Confían en Obama

Berg afirmó que las buenas noticias son que el próximo presidente de la nación y el Congreso tienen la oportunidad de revertir esta situación y de crear empleos decentes.

La defensora del pueblo, Betsy Godbawn señaló por su parte que cuando la economía sufre "todo el mundo se afecta".

"Pero, las familias que siempre son las más afectadas son las que viven bajo el nivel de pobreza", lamentó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad