publicidad
Algunas de las familias que llegaron este martes al albergue. (Pedro Rojas)

Aumenta liberación de familias por la patrulla fronteriza en Texas

Aumenta liberación de familias por la patrulla fronteriza en Texas

Este lunes fueron puestas en libertad 60 personas y este martes 20. Las cifras fluctúan cada día, pero es una tendencia que se ha visto en la zona

Algunas de las familias que llegaron este martes al albergue. (Pedro Rojas)
Algunas de las familias que llegaron este martes al albergue. (Pedro Rojas)

En los últimos días se ha experimentado un aumento en la liberación de padres y madres con niños indocumentados en la frontera con Texas.

publicidad

Este lunes fueron puestas en libertad 60 personas y este martes 20. Las cifras fluctúan cada día, pero es una tendencia que se ha visto en la zona, según la hermana Norma Pimentel, quien dirige el albergue que abrió Caridades Católicas del Valle de Río Grande en McAllen.

Según explicó a Pedro Rojas, de Univision Noticias, las personas que llegan al albergue de la Iglesia del Sagrado Corazón son “los que no caben en esos centros (de detención)”.

Para esta religiosa, estos datos revelan que se “mantiene un cierto nivel de personas que siguen viniendo” por “las mismas razones: la pobreza y la violencia” que existen en sus países de origen. Esta realidad los empuja a cruzar la frontera para “poder dar un mejor futuro a sus hijos”.

Aumenta el número de familias que cruzan la frontera Univision

Huyendo de la violencia

Es precisamente el caso de Juana Cerón de Chávez, salvadoreña, quien se vio extorsionada por las maras. En su país tenía un negocio pero se vio obligada a venderlo y pedir un préstamo para llegar acá. Pero en el camino fue secuestrada y tuvo que pagar un rescate para que la liberaran. Ella espera ahora por su esposo, que debe atravesar la frontera con otra de sus hijas.

Una historia similar es la que vivió santo Alexis González, de Honduras.

Este padre llegó acompañado después de “dejar botado todo, para poder buscar un futuro bueno”. No es la primera vez que González ha llegado a Estados Unidos. Él decidió volver a su país voluntariamente pero la mala situación en la que se encuentra Honduras le obligó a cruzar nuevamente la frontera.

publicidad

Como a Juana, le exigían dinero del negocio que tenía y lo amenazaban. Decidió salir. Primero lo hicieron su esposa y su otra hija.  Tras un viaje difícil, ahora este hondureño cree que, al menos, “hasta el momento sí merece la pena. Es para mis hijas”.

Salen unos, pero entran más

Víctor Nieblas, presidente de la Asociación de Abogados de Inmigración (AILA por su sigla en inglés), confirmó a Univision Noticias que recientemente las autoridades han acelerado la liberación de personas de los centros de detención.

Sin embargo, afirmó que ello no significa el fin de estos centros, pese a que una jueza federal en California ordenó la inmediata liberación de los niños inmigrantes retenidos en los centros de detención para familias. La magistrada Dolly Gee también exigió que, en la medida de los posible, estos niños salgan acompañados de sus madres.

Y dio al Departamento de Seguridad Nacional  hasta el 23 de octubre para acatar su orden.

Lea: Gobierno pide a jueza reconsiderar fallo sobre centros familiares de detención.

Pero el Gobierno apeló esta decisión, argumentando que estos centros habían sido convertidos en centros de procesamiento de corto plazo.

"Ellos tienen el 23 de octubre en mente. Sin embargo, el Gobierno va a seguir con el sistema de detención para familias. No lo van a acabar. Dicen que lo pueden mejorar, y mejorarlo para ellos es dejando a personas salir lo más pronto posible, haciendo entrevistas lo más rapido posible", preció.

publicidad

"Para ellos es la solución. Sin embargo, eso no quiere decir que se está acabando el sistema de detención para familias, que es lo que queremos", agregó.

Nieblas dijo que, por ejemplo, si en un período salen 80 personas, a la misma vez entran unas 100 o 200.

Lea: El Gobierno seguirá deteniendo a familias indocumentadas.

"Qué bueno que están dejando salir a esas personas para que puedan presentar sus casos de asilo. Pero siguen deteniendo a familias y (la cifra) aumenta todos los días", afirmó.

Asimismo, afirmó que a algunas de estas personas las autoridades no les están brindando la información necesaria sobre los pasos que deben seguir una vez son liberadas.

" Cada uno tiene una responsabilidad al salir. No quiere decir que ganaron, simplemente quiere decir que su caso lo van a trasladar a la corte más cercana a su domicilio", explicó.

En uno de los centros de detención en Texas había recientemente unas 2,400 personas, dijo Nieblas.

En junio del año pasado, el presidente Barack Obama reconoció la existencia de una crisis en la frontera con México luego de que la Patrulla Fronteriza detuvo, en lo que iba del año fiscal 2014, poco más de 46,000 niños cuando intentaban entrar sin permiso a Estados Unidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad