publicidad

Atacan avión militar en Irak

Atacan avión militar en Irak

Un avión que llevaba a 3 senadores y a un miembro de la Cámara fue atacado desde tierra en Irak. Todos escaparon ilesos.

Todos escaparon ilesos

Un avión de carga militar que llevaba a bordo a tres senadores (entre ellos el republicano Mel Martínez de Florida) y a un miembro de la Cámara de Representantes, fue atacado desde tierra cuando despegaba de Bagdad, el jueves por la noche. Por suerte, el aparato y sus ocupantes escaparon ilesos tras verse obligado a realizar maniobras evasivas y responder el fuego desde el aire.

Aparentemente, poco después del despegue, un sospechoso disparó al menos tres granadas impulsadas con cohetes contra el avión. El piloto de la aeronave evadió los disparos y nadie resultó lesionado.

Además de Martíndez, quien anteriormente formó parte del gabinete del presidente George W. Bush como secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, en el avión Hércules C-130 volaban los senadores republicanos Richard Shelby y James Inhofe, de Alabama y Oklahoma, respectivamente; así como el representante Bud Cramer, demócrata de Alabama.

Los legisladores se encontraban en una visita de dos días en Irak y se reunieron con líderes iraquíes y miembros de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Se espera que regresen al territorio estadounidense este viernes, luego de hacer una escala técnica para reabastecer combustible en Dublín, Irlanda.

Destalles del incidente

El ataque comenzó unos cinco minutos después de despegar, relató Martínez. "Recuerdo que me dije a mi mismo, 'estamos volando lo suficiente alto para estar seguros' y luego de pronunciar 'Gracias a ti, Dios', me quedé medio dormido".

publicidad

Pero según el senador, de origen cubano y 60 años de edad, éste fue despertado minutos más tarde por "una luz muy brillante y un súbito movimiento del avión", que estaba volando con todas las luces apagadas para evitar ser detectado desde tierra.

"Tan pronto las (granadas) estallaron, dos más subieron rápidamente", contó Martinez, al destacar que la tripulación del C-130 actuó de forma inmediata.

"Nuestros pilotos fueron estupendos... Ellos hicieron exactamente lo que debían hacer", puntualizó el senador. "Primero giraron en una dirección, y entonces giraron al lado opuesto... y luego respondieron el fuego".

Según el representante Cramer, quien estimó que el avión había ascendido a una altitud de unos 6 mil pies, "recibimos un sacudión bastante fuerte".

"Hubo algunos minutos en los que dudé: '¿Nos golpearon desde tierra?', '¿Estamos bien?", comentó el demócrata de 60 años.

El avión continuó su vuelo

Unos cinco minutos después, el avión militar estaba fuera de peligro y continuó su vuelo su vuelo rumbo a Amman, la capital de Jordania, donde Martínez compartió el relato.

"Aparte de unos breves y espantosos momentos llenos de ansiedad, todo acabó bien", aclaró Martínez. "Pero yo realmente felicito a la tripulación por tomar una acción evasiva rápida".

publicidad

Aparentemente la tripulación del avión les comunicó a los pilotos que habían visto la primera granada ser lanzada desde tierra, señaló Cramer. Por lo que les dio tiempo a realizar las maniobras necesarias para escapar.

"Todo lo que está bien, termina bien, gracias a Dios", añadió el legislador. Pero este incidente "es un recordatorio del difícil trabajo que nuestra gente tiene que hacer allá [en Irak]".

La capitán Angel Wallace, una portavoz del Comando Central de Estados Unidos, dijo que ella no tenía conocimientos sobre el incidente. Al mismo tiempo, los oficiales encargados de los asuntos públicos en Bagdad no pudieron ser contactados de inmediato.

Los legisladores estadounidenses viajan con cierta regularidad a Irak para analizar de cerca el progreso político y militar en ese país; usualmente permanecen dentro de la resguardada Zona Verde de Bagdad y viajan bajo extremas medidas de seguridad.

El senador John McCain, republicano de Arizona, y otros legisladores estadounidenses que caminaron alrededor de un mercado en la capital iraquí la primavera pasada fueron criticados por ofrecer una evaluación inadecuada sobre la seguridad en Irak.

El representante Mike Pence, republicano de Indiana, por ejemplo, luego dijo que escogió sus palabras de una forma inapropiada al comparar el mercado iraquí con un "mercado normal al aire libre en Indiana en verano".

publicidad

Pese al susto que pasaron, los legisladores Shelby, Cramer y Martínez, opinaron que el aumento reciente del número de tropas de Estados Unidos en Irak ha ayudado a estabilizar partes de ese país.

"Fue un poco arriesgado", afirmó Shelby. "Pero sólo demuestra lo que nuestras tropas tienen que enfrentar todos los días".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad