publicidad
Rescatistas de Miami Beach atienden a los inmigrantes cubanos nada más llegar. (C.M. Guerrero /El Nuevo Herald via AP)

Así sobreviví 6 días en una balsa desde Cuba a Estados Unidos

Así sobreviví 6 días en una balsa desde Cuba a Estados Unidos

Pedro Campo, uno de los 12 cubanos que llegó a Miami en balsa, cuenta el viaje y las penurias que sufrieron en su viaje en el océano

Rescatistas de Miami Beach atienden a los inmigrantes cubanos nada más l...
Rescatistas de Miami Beach atienden a los inmigrantes cubanos nada más llegar. (C.M. Guerrero /El Nuevo Herald via AP)

“Los primeros tres días los pasamos bien. El tercer día nos cogió un mal tiempo y tuvimos que quedarnos a la deriva”.

Son las palabras de Pedro Campo, uno de los doce cubanos que este martes consiguieron arribar a Miami después de lanzarse al mar en Cuba. Él, como el resto de sus compañeros, decidieron hace ya aproximadamente tres meses construir una endeble embarcación y echarse al océano con la esperanza de llegar a Estados Unidos.

Abandonaron Cuba de noche, hacia las dos de la mañana, desde Caibarién, una población de la costa norte de la isla donde todos vivían. Quedaban atrás los cerca de 90 días con los que de manera minuciosa habían tratado de planear un viaje que no sabían si acabarían.

publicidad

Las imágenes de la balsa dan idea de los riesgos que pudieron afrontar: una nave metálica de escasos nueve pies de largo que debían compartir los 11 hombres y la única mujer "además de  una perra- que hicieron la travesía. Como única ayuda para avanzar hacia Florida, una vela y un celular.

Todo iba bien. Poco a poco avanzaban a Miami "donde viven sus familiares- guiados por el GPS del teléfono móvil. Pero al tercer día esta brújula moderna se estropeó. Y todos temieron lo peor.

Las provisiones de comida "barras de maní, de guayaba, latas de leche condensada y agua- se acabaron. “Estábamos perdidos. Y ya estábamos sin agua y sin comida. Y todo el mundo llorando y rezando”, recuerda Campo vía telefónica.

En mitad del océano, sin ningún medio con el que comunicarse para pedir ayuda, poco se puede hacer. “Nos veíamos entre la vida y la muerte. Nos quedamos a dormir. Ahí para donde cogiera”, rememora este joven de 25 años, que en aquellos momentos solo tenía un pensamiento: “Que sea lo que Dios quiera”.

La única solución vino del que también era una de sus mayores amenazas: el sol.  Pese a que llegaron deshidratados a su destino, al menos pudieron guiarse por él.

Finalmente, “más o menos, como a las cinco de la mañana del segundo día que estábamos a la deriva, nos levantamos y vimos unas luces”, cuenta Monte. “Muchacho, nos regresó el alma al cuerpo. Después que tú te ves entre la vida y la muerte y ves unas luces que tienes esperando”

publicidad

Su tono revela la alegría que sintió al sentir que todo el esfuerzo había merecido la pena. Este nuevo punto se convirtió en su obsesión y “ya cuando nos dimos cuenta estábamos metidos en Miami, gracias al señor”.

Como él y el resto de sus amigos, en este año fiscal (que va desde el 1 de octubre de 2014 al 30 septiembre 2015) cerca de 31,000 cubanos han llegado a Estados Unidos, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP). Esta cifra significa un incremento del 30% en comparación al ejercicio anterior, según CBP.

Gracias a la Ley de Ajuste Cubano, los inmigrantes de la isla que consiguen llegar a tierra firme pueden permanecer legalmente en el país.

Todos ellos lo hicieron en Miami Beach, la conocida playa del sur de la Florida, frente a algunos de los hoteles más exclusivos de la ciudad.

Ahora, “ya más tranquilo y más contento”, se prepara para comenzar una nueva vida en Estados Unidos, si bien deja claro que pese a todo cuál es su sentimiento: “Yo en ningún momento salí de Cuba por política. Yo salí por problemas económicos. Yo no tengo nada en contra de mi país. Yo estoy ahora en Estados Unidos pero yo siempre seguiré siendo cubano. Mi sangre  es cubana. Esté donde esté, siempre voy a ser cubano”.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Las sustituciones engañosas de mariscos pueden traer riesgos de salud y el medio ambiente muy peligrosos.
El presidente enumeró varios ataques terroristas en Europa y entre ellos mencionó a Suecia país donde no ha ocurrido ningún incidente violento. Las autoridades suecas han pedido explicaciones sobre estas declaraciones del presidente Donald Trump.
El artefacto explotó alrededor de las 10:30 de la mañana (hora local) y se reportan al menos 29 heridos en su mayoría policías.
Durante una conferencia de prensa, el mandatario estadounidense le preguntó al periodista de CNN Jim Acosta si tenía relación con su nuevo nominado a secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Le dijo a una reportera afroestadounidense si podía organizar una reunión con congresistas negros y aseguró no ser racista o antisemita.
publicidad