publicidad

Arpaio, ante la justicia por la demanda contra Obama

Arpaio, ante la justicia por la demanda contra Obama

Una jueza lo citó el 22 de diciembre por la demanda que entabló contra la orden ejecutiva y el presidente Barack Obama.

Joe Arpaio entabló demando contra Obama /Univision

El 22 de diciembre es el día que la jueza federal Beryl Howell ha programado para una audiencia en Washington DC, a petición del conocido alguacil del condado de Maricopa, en Arizona, Joe Arpaio.

Así que el presidente Obama tendrá que responder a la moción de Arpaio a más tardar el 15 de diciembre.

El abogado de Arpaio, Larry Klayman, dijo sentirse muy complacido con la orden de la jueza Howell. “La orden ejecutiva viola la Constitución ya que busca evitar los poderes que son delegados al Congreso”, dijo Klayman.

Arpaio, conocido por su dura postura contra la inmigración indocumentada, demandó al presidente Obama la misma noche que este anunciara un grupo de acciones ejecutivas que beneficiarían a millones de inmigrantes indocumentados, parando temporalmente sus deportaciones y proveyendo permisos de trabajo.

Después de introducir su demanda, Arpaio acusó que la acción ejecutiva, además de inconstitucional, tendría un impacto negativo en su condado. “Entre los muchos efectos negativos…, incrementará la liberación de extranjeros delincuentes en las calles del condado de Maricopa, Arizona, y el resto de la nación”, explicó.

La acción presidencial llegó después de que Obama manifestara en repetidas ocasiones su frustración por la falta de acción del congreso estadounidense para lograr una Reforma Migratoria comprensiva.

publicidad

La demanda de Arpaio argumenta que las acciones ejecutivas de Obama son inconstitucionales.

El presidente también como parte de sus acciones, cambió la prioridad procesal y expandió el programa DACA, que detiene la deportación de jóvenes estudiantes traídos ilegalmente al país cuando niños por sus padres.

Los abogados de la Casa Blanca han defendido la orden del gobierno federal insistiendo a su vez en que estas acciones son legales dentro de los poderes presidenciales y que otros presidentes en el pasado han usado su poder para impactar comunidades con acciones unilaterales.

Para el abogado de inmigración Ezequiel Hernández, quien por años ha representado en Arizona casos de inmigrantes en cortes de inmigración estadounidenses, esto parece más un guión de película, que una seria realidad.

“Todo el mundo en este país puede presentar una demanda, y se tiene que seguir el proceso legal. Ahora le tocará al presidente de los Estados Unidos responder a la demanda de Arpaio”, dijo Hernández. “En mi opinión esto va a ser solamente otro gasto más de dinero público, y una nueva plataforma de lanzamiento político para el alguacil Arpaio”.

Hernández ve con ironía que se le obligue al presidente Obama a declarar y seguir un procedimiento legal, cuando el demandante ha tenido problemas siguiendo las sugerencias de la corte federal con respecto al trato que da a prisioneros inmigrantes.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad