publicidad

Apellidos hispanos, en alza

Apellidos hispanos, en alza

Los millones de Smith que campaban por sus respetos en los listados norteamericanos están viendo amenazado su reinado por los Garcia.

Amenazan reinado

WASHINGTON, DC - Los millones de Smith que campaban por sus respetos en los listados norteamericanos están viendo amenazado su reinado y es que, según el censo de EU, los García y los Rodríguez están ya entre los diez apellidos más comunes del país.La noticia llega un año después de que, en octubre de 2006, un bebé latino, Emanuel Plata, se disputara el título de "ciudadano 300 millones", y recordara el imparable empuje demográfico hispano.

A mediados de los años 60, cuando se alcanzaron los 200 millones de habitantes, el 84 por ciento de la población de EU era blanca, el 11 por ciento negra, el 4 por ciento hispana y el 1 por ciento asiática, según el Pew Hispanic Center.

Cuatro décadas más tarde, los hispanos representan ya el 15 por ciento de la población, con 45 millones de personas en sus filas.

Esas cifras convierten a los latinos en el grupo de más rápido crecimiento de EU, gracias tanto a la inmigración como a unas tasas de fertilidad superiores a la media, lo que a buen seguro los ayudará a seguir ganando presencia y poder.

En los listados de apellidos avanzan, desde luego, a todo vapor. Así, los García treparon al puesto número ocho de la clasificación desde el 18, mientras que los Rodríguez saltaron del 22 al noveno.

Varios demógrafos creen, además, que es probable que se trate de la primera vez que un apellido -en este caso varios- de origen no anglosajón aparece entre los diez más populares del país.

publicidad

Entre los que comparten esa opinión está Robert A. Kominski, de la Oficina del Censo, quien aseguró el sábado al diario The New York Times, que "aunque resulta difícil decirlo (con rotundidad), es probable" que se trate de la primera vez que ocurre algo así.

Los expertos apuntan, de todos modos, que son varios los factores que ayudan a explicar el protagonismo de la nomenclatura hispana.

Mencionan, en ese sentido, que durante las oleadas migratorias de los siglos XIX y XX era común que los funcionarios de turno adaptaran o simplificaran los nombres de los recién llegados.

P. Rodríguez, un residente de Washington, recuerda, con todo, que aunque sin llegar a esos extremos "hay una dejadez en la grafía" que hace que muchos de los que comparten su apellido acaben convertidos en Rodrigues o variaciones por el estilo.

El ex secretario de Justicia de Estados Unidos, Alberto Gonzales, es un buen ejemplo de esa tendencia a sacrificar la "z" en favor de la "s".

Smith, el rey

Pese a esas adaptaciones, los hispanos se mantienen fieles a sus raíces y son pocos los que optan por cambiar sus apellidos, aunque sí se inclinan por nombres "anglos" a la hora de bautizar a sus descendientes.

A parte del empuje de lo latino, las últimas estadísticas del Censo revelan que hay seis millones de apellidos distintos en EU y que cuatro millones pertenecen sólo a una persona.

publicidad

Smith es el apellido por excelencia, seguido de otros como Johnson, Williams, Brown, Johns, Miller y Davis.

La historia de los Smith es, por lo demás, inseparable de la del mismo EU.

Prueba de ello es el famoso capitán John Smith, uno de los pobladores originales de Jamestown (Virginia), en donde los primeros colonos británicos sentaron hace cuatro siglos los cimientos de un nuevo país.

Según la Agencia de la Seguridad Social, casi 3,4 millones de personas llevaban el apellido Smith en 1984. En 1990, el Censo contabilizó 2,5 millones, una cifra que se redujo a 2,4 millones en el 2000.

Los historiadores señalan que la pervivencia a lo largo de la historia de algunos apellidos obedece también al hecho de que muchos esclavos adoptaron el nombre de sus dueños.

Uno de cada cinco Smith son negros, al igual que uno de cada tres Johnson, Brown y Jones y casi la mitad de los William.

El análisis del Censo muestra una gran relación entre los apellidos y la raza y etnia de sus portadores.

Así, más del 96 por ciento de los Yoder, Krueger, Mueller, Koch, Schwartz, Schmitt y Novak son blancos. Casi el 90 por ciento de los Washington son negros, como también lo son el 75 por ciento de los Jefferson, el 66 por ciento de los Booker, el 54 por ciento de los Banks y el 53 por ciento de los Mosley.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad