publicidad
El controversial llamado lo hizo un 'sheriff' en un condado limítrofe con el estado de Chihuahua, en México.

Alguacil en Texas pide a la gente que se arme para defenderse de los narcos mexicanos

Alguacil en Texas pide a la gente que se arme para defenderse de los narcos mexicanos

Alguacil en Texas pide a la gente que se arme para defenderse de los narcos mexicanos

El controversial llamado lo hizo un 'sheriff' en un condado limítrofe co...
El controversial llamado lo hizo un 'sheriff' en un condado limítrofe con el estado de Chihuahua, en México.

Rancheros son 'vulnerables'

El alguacil de Hudspeth, localidad de Texas limítrofe con Chihuahua, hizo reiterados llamados a los habitantes de su condado para que obtengan armas de fuego y se defiendan de los carteles de la droga mexicanos.

"Muchos habitantes de México se han trasladado a vivir a nuestros territorios huyendo de la violencia. Algunos podrían estar relacionados con problemas de drogas, y esto podría generar que la criminalidad se expanda", ha dicho el alguacil Arvin West a medios.

West, quien ocupa el cargo desde diciembre de 2000, ha pedido especialmente a los rancheros que se armen."Ellos (los rancheros) están en el campo trabajando, realizando un trabajo honesto para ganar su sustento. Cuando están afuera, son realmente vulnerables" , advirtió.

publicidad

Para Fernando García, director ejecutivo de la Red Fronteriza de Derechos Humanos en El Paso, la posición del alguacil es contraria a sus funciones, ya que motivar a la ciudadanía a ejercer justicia por sus propias manos está fuera de la normativa legal.

"El alguacil West es un hombre irresponsable, que se justifica en la seguridad fronteriza para generar odio racial y atraer a grupos antiinmigrantes para que cometan atropellos e injusticias con la población desamparada", indicó.

García señaló que la población civil no está entrenada para patrullar la frontera, y que amparados en el aval del alguacil podrían perpetrar casos extremos de violencia injustificada en contra de grupos indocumentados.

Hasta el momento, en Hudspeth, el tercer condado más extenso del estado, no ha ocurrido ningún crimen atribuido a la violencia que se vive al otro lado de la frontera estadounidense.

De la misma manera, Tony Payán, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Texas en El Paso (UTEP), manifestó su descontento con la visión de West, a quien ve como un oportunista político que busca acrecentar el sentimiento antiinmigrante en la región.

"Es claro que el alguacil no respeta el Estado de derecho propio de sociedades civilizadas. Ningún condado fronterizo con México presenta hasta la fecha inconvenientes criminales que se puedan relacionar con la problemática de violencia que vive el estado de Chihuahua y, en concreto, en Ciudad Juárez", sostuvo.

publicidad

Payán reiteró que la actitud del alguacil está creando el ambiente equívoco en muchos pobladores texanos, quienes están dispuestos a accionar sus armas en contra de indocumentados.

"Cuando incentivas a la sociedad civil para que tome la fuerza pública en sus manos, aumentas las posibilidades de actos criminales. Es casi como abrir las puertas a un Estado anárquico que va en contra vía de las leyes por las que nos regimos" , añadió.

Según Arturo Sandoval, vocero de la Fiscalía General de Chihuahua, en lo que va de 2011 se han cometido en Ciudad Juárez cerca de 350 homicidios, un promedio de 8 personas al día.

Aún así, la situación de violencia que vive México dista de cualquier territorio estadounidense, a pesar de la cercanía de ambos países

."No es justificable desde ningún punto de vista el llamamiento del alguacil para que su población tome las armas. Cualquier habitante de allí pensando que lo van a atacar puede asesinar sin motivos a un indocumentado. ¿Quién va a pagar por tal crimen? ¿El alguacil?" , cuestionó Steven Thompson, estudiante de criminalística en UTEP.

Pero las palabras de West no dejan lugar a dudas de sus intenciones."Prefiero ser juzgado por doce, que cargado en hombros por seis" , dijo refiriéndose a ser juzgado por un jurado compuesto por doce miembros, y no ser llevado en un ataúd por seis personas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad