publicidad
Retiran bandera confederada en Alabama

Alabama retira la bandera confederada del Capitolio

Alabama retira la bandera confederada del Capitolio

El gobernador de Alabama, Robert Bentley, ordenó este miércoles retirar las banderas confederadas que ondeaban en el Capitolio del estado.

Retiran bandera confederada en Alabama
Retiran bandera confederada en Alabama

El gobernador de Alabama, Robert Bentley, ordenó este miércoles retirar las banderas confederadas que ondeaban en el Capitolio del estado, tras el tiroteo de la semana pasada en Carolina del Sur que reavivó el debate en EEUU sobre este símbolo, considerado por unos historia e identidad y por otros un emblema racista.

publicidad

Siguiendo las órdenes del gobernador, empleados del Capitolio retiraron las cuatro banderas confederadas, que han sido motivo de polémica tras el tiroteo registrado la semana pasada en una iglesia de la comunidad negra de Charleston, en Carolina del Sur.

Lea: Cuatro claves para entender la polémica sobre la bandera confederada.

La decisión de retirar las banderas del Capitolio de Alabama fue asumida por el propio gobernador Bentley, quien admitió que la medida está relacionada con el tiroteo de Charleston, según informó el medio digital "Al.com".

Bentley explicó que ninguna ley en el estado de Alabama le impide retirar las banderas confederadas del Capitolio y añadió que hay cuestiones más importantes en el estado, como "el presupuesto y otros asuntos", por lo que no quiere que el debate sobre la bandera se convierta en un motivo de "distracción".

En el incidente murieron nueve personas, asesinadas a tiros por Dylann Roof, un joven blanco que en varias fotografías aparecía junto a la bandera confederada.

El trágico suceso de Charleston ha abierto un debate en varios estados del sur del país sobre el uso en los edificios públicos de la bandera confederada, que fue adoptada como propia en la Guerra Civil por los estados secesionistas de la Confederación, favorables a la esclavitud, frente a los estados norteños de la Unión.

publicidad

Hasta antes del trágico suceso, la bandera confederada ha sido ondeada en otros siete estados además de Alabama: Arkansas, Carolina del Norte, Carolina del sur, Florida, Georgia, Mississippi y Tennessee.

La bandera ondea en el Capitolio de la ciudad de Columbia, Carolina del Sur, desde 1961, en honor a los caídos en aquella guerra. Gran parte de la población de ese Estado la considera un homenaje a sus ancestros.

Crece la presión para eliminar banderas confederadas /Univision

Sin embargo, en el resto del país, muchos la consideran como un símbolo del esclavismo y el racismo, que fue uno de los motivos por los que se rebelaron los estados del Sur.

La gobernadora de ese Estado, la republicana Nikki Haley, dijo este lunes que es hora de retirar la bandera, pero la decisión depende ahora de los legisladores estatales.

Dilema se extiende a Missisippi y Tennessee

También funcionarios en Mississippi y Tennessee se cuestionan si deben retener los símbolos del Viejo Sur después de que la gobernadora de Carolina del Sur hiciera un llamado para retirar la bandera de la lucha confederada que ondea afuera del Capitolio estatal.

En 2001, los votantes de Mississippi decidieron por un margen 2 a 1 mantener la bandera estatal que se utiliza desde 1894 y que contiene el emblema confederado de batalla en su esquina superior izquierda: una cruz azul con 13 estrellas sobre un recuadro rojo.

publicidad

Lea: El debate sobre la bandera confederada se extiende a otros estados.

El gobernador republicano, Phil Bryant, repitió el lunes su vieja postura de que el estado debe mantener su bandera como está.

"La gran mayoría de la gente de Mississippi votó para conservar la bandera estatal y no creo que la Legislatura de Mississippi haga algo para suplantar el deseo de la gente en este tema", dijo Bryant en una declaración.

El senador demócrata Kenny Wayne Jones de Canton, presidente del grupo de legisladores afroamericanos, dijo que el emblema confederado es un "símbolo de odio" con frecuencia asociado a violencia racial. Jones dijo que la bandera representa la resistencia al cambio de la estructura de poder durante la década de 1960 y 1970, cuando activistas de derechos civiles presionaban para desmantelar la segregación y expandir el derecho al voto.

"Deberíamos de estar reexaminando este tipo de estereotipos que etiquetan a nuestro estado por lo que era hace mucho", dijo Jones a The Associated Press.

¿Qué pasará con los monumentos a los confederados?

Además de la bandera, se ha generado un amplio debate porque en el capitolio de Tennessee en Nashville, un busto de Nathan Bedford Forrest, un general confederado y antiguo líder del Ku Klux Klan, lleva décadas en un nicho afuera de la cámara de senadores.

En el mismo dilema se encuentra la gobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, quien no ha aclarado si el monumento a los veteranos de la Confederación también debe ser removido.

publicidad

La funcionaria tampoco ha mencionado algo sobre retirar una estatua cercana de Benjamin Tillman, un descarado supremacista blanco que fungió como gobernador y senador federal durante las primeras décadas de la segregación por las leyes Jim Crow.

Asimismo, en Alabama, Robert Bentley, no ha mencionado nada concreto esta semana sobre el monumento confederado de 27 metros (88 pies) de alto - con todo y sus cuatro estandartes confederados - que se erige a las afueras de su oficina.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad