publicidad

Al menos hay ocho muertos por inundaciones en el estado de Georgia

Al menos hay ocho muertos por inundaciones en el estado de Georgia

Las intensas lluvias en el sudeste de EU han dejado un saldo de por lo menos ocho muertos y comunidades enteras anegadas.

Empeora la situación

AUTELL, Georgia - Dóciles riachuelos se convirtieron en marejadas incontenibles después de días de tormentas en el sudeste del país, con un saldo de por lo menos ocho muertos y comunidades enteras anegadas. Las precipitaciones arrojaron hasta 50 centímetros (20 pulgadas) de lluvia.La Agencia para la Gerencia de Emergencias de Georgia dijo que hubo otra muerte en el condado de Douglas, al este de Atlanta, con lo que suman 4 las personas fallecidas en ese condado.

"La lluvia que cae no tiene dónde desagotarse", dijo el climatólogo de Georgia David Stooksbury el lunes. "Esta lluvia, sobre terrenos ya saturados, empeora la situación".

La fuerza de las aguas arrasó con una casa rodante en el oeste de Georgia y arrebató a un niño de dos años de los brazos de su padre.

En Atlanta, los automovilistas atrapados se treparon a los techos de sus vehículos cuando el nivel de las aguas empezó a subir en una de las carreteras más transitadas de la ciudad. En el norte, las cuadrillas trabajaban para apuntalar un terraplén y contener un río crecido.

Las autoridades pidieron a las personas que no necesiten conducir que se queden en sus casas, al día siguiente que el gobernador Sonny Purdue declarara el estado de emergencia en 17 condados.

"Va a ser una larga mañana. Hemos pedido a la gente que tenga paciencia", dijo la vocera del Departamento del Transporte, Crystal Paulk-Buchanan.

publicidad

La buena noticia es que disminuyó la lluvia en muchas zonas. Empero, el Servicio Nacional Meteorológico vaticinó que volverá a llover, aunque la cuantía y posibilidad disminuirán en los próximos días.

Las imágenes aéreas mostraban escuelas, campos deportivos y vecindarios enteros sumergidos en agua.

Cuando el frente de tormenta avanzó sobre el oeste de Georgia, convirtió un arroyuelo en un río caudaloso que destruyó la casa rodante y se llevó al niño Preston Clade Crawford de 2 años a las 2 de la mañana.

El cadáver del pequeño fue hallado horas después. Sus padres fueron rescatados de las aguas junto con otro hijo, Cooper, de un año, en el condado Carroll, al oeste de Atlanta.

Pat Crawford, la abuela del niño, presenció impotente la destrucción de la casa rodante.

Desaparecidos

Por lo menos había dos desaparecidos, incluso un hombre de Tenesí que fue a nadar a una zanja anegada para ganar una apuesta de $5 y un muchachito de Georgia de 15 años que había ido a nadar al crecido río Chattooga. Unos 12,000 residentes se quedaron sin suministro eléctrico el lunes por la noche.

Algunas áreas del estado han recibido precipitaciones de 50 centímetros (20 pulgadas) desde el viernes. Zonas del norte han experimentado una cantidad "histórica" de lluvias muy por encima de las llamadas predicciones del siglo, que describen una tormenta con la probabilidad de que ocurra una por siglo, dijo Stooksbury.

publicidad

Las precipitaciones se producen meses después que gran parte de la región empezó a reponerse de una brutal sequía de dos años.

Las cuadrillas en el diminuto pueblo de Trion trabajaban para apuntalar un terraplén abierto por el río Chattooga. Fueron evacuados más de 1,500 residentes del pueblo y la Cruz Roja abrió un refugio de emergencia.

La mayoría de los muertos eran automovilistas que trataban de transitar los caminos.

Unos 12,000 clientes de la empresa Georgia Power estaban sin electricidad el lunes por la noche.

Los equipos de emergencia en la aldea de Trion, en Georgia, trabajaron para reforzar un dique que desbordaron las aguas del río Chattooga y corre peligro de desmoronarse. Fueron evacuadas más de 1,500 personas de la aldea y los trabajadores de la Cruz Roja habilitaron refugios de emergencia.

En Kentucky, los equipos de rescate efectuaron más de 12 misiones para ayudar a las personas que quedaron atrapadas por la crecida de las aguas tras caer el domingo más de 10 centímetros (4 pulgadas) de lluvia en partes de Louisville, dijo el sargento de los bomberos Salvador Meléndez.

El agua llegó hasta las ventanas de los edificios en algunas viviendas del condado de Polk, en Carolina del Norte, obligando a las autoridades a evacuar casas en varios kilómetros de una carretera secundaria. Las inundaciones en más de 20 condados en occidente de Carolina del Norte obligaron a la clausura de carreteras, retrasaron las clases y a la evacuación de viviendas.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad