publicidad
.

Al menos 20 muertos y 36 desaparecidos por inundaciones de un campamento...

Al menos 20 muertos y 36 desaparecidos por inundaciones de un campamento en Arkansas

Al menos 20 muertos y 36 desaparecidos por inundaciones de un campamento en Arkansas

Al menos 20 personas murieron ahogadas en un campamento repleto de familias a causa de las inundaciones en Arkansas.

Docenas de desaparecidos

CADDO GAP, Arkansas - Al menos 20 personas murieron ahogadas en un campamento repleto de familias a causa de las crecidas repentinas de los ríos Caddo y Little Missouri en un área de acampada del sudoeste de Arkansas, informó el gobernador del estado Mike Beebe, tras sobrevolar la zona.

Según reportes de CNN otras 36 personas estarían desaparecidas y la cifra de muertos podría elevarse.

Las inundaciones, que alcanzaron una altura de hasta dos metros y medio (ocho pies) en apenas una hora, afectaron en la madrugada del viernes a decenas de personas que vacacionaban, arrasando con las tiendas de campaña y volcando varios remolques mientras sus ocupantes dormían.

Cerca del amanecer, las aguas fluyeron hacia el Area Recreativa de Albert Pike, un campamento de 54 unidades en el Bosque Nacional Ouachita, que estaba repleto de vacacionistas.

Los equipos de socorro, que han salvado a unas 60 personas después de las intensas lluvias de los días recientes, indicaron que miembros de familias que habían acampado en la región, cerca de Amity, unos 45 kilómetros al sudoeste de Little Rock, confirmaron que más de tres docenas de personas están desaparecidas.

Inundación repentina

Beebe manifestó a los periodistas que "se trató de una inundación muy rápida" y que en la zona afectada había alrededor de 300 personas. Los equipos de rescate siguen recorriendo el lugar y cuentan con la ayuda de helicópteros y vehículos motorizados, dijo Beebe.

publicidad

El torrente corrió por el valle con tal fuerza que arrancó el asfalto de las carreteras y derribó numerosos árboles. Las cabañas diseminadas en las márgenes de los ríos experimentaron daños graves. Muchas casas rodantes quedaron volcadas.

Después de que las aguas bajaron, los familiares angustiados pedían ayuda a los trabajadores de emergencia, para que encontraran a decenas de sus seres queridos, quienes habían desaparecido.

Ayuda nacional

Beebe informó que en la operación de rescate también participan miembros de la Guardia Nacional y del personal de Parques del Estado.

Bill Sadler, portavoz de la Policía estatal de Arkansas, dijo que no se ha determinado si las víctimas fatales eran visitantes de otras áreas o residentes del sector, además, las autoridades llevaron un camión con caja refrigerada hasta la localidad de Langley para usarlo temporalmente como depósito de cadáveres.

"En estos momentos la policía del estado está trabajando con las autoridades locales para suministrar ayuda a los sobrevivientes", agregó Sadler.

No pudieron escapar

Tabitha Clarke, del Servicio Meteorológico Nacional en Little Rock dijo al diario The Arkansas Democrat Gazette, que las aguas crecieron rápidamente entre la una y media y las cinco y media de la mañana.

Un medidor de niveles en Langley, al sur del área de acampado de Camp Albert Pike, registró una profundidad de menos de un metro a la medianoche, pero a las 3:45 de la mañana el nivel había llegado a 2,40 metros y seguía subiendo.

publicidad

Clarke indicó que el terreno agreste probablemente impidió que algunos excursionistas alcanzaran sitios seguros, algunas partes de los desfiladeros son tan empinadas que la única forma de salir es caminando río abajo.

Como un tornado

El gobernador dijo que los daños en el campamento eran comparables con los que causa un tornado. La fuerza del agua arrastró un cadáver a lo largo de 13 kilómetros (8 millas).

Las autoridades de preparaban para una ardua labor, a fin de buscar otros cadáveres que quizás fueron arrastrados.

"Esto no es algo que se resuelva en un día o dos", advirtió Gary Fox, técnico retirado de emergencias médicas, quien ayudaba a identificar a los muertos y a compilar listas de los desaparecidos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad