publicidad
El gobierno de Obama ordenó la suspensión del programa que permitía la colaboración de autoridades migratorias con policías para detener indocumentados.

Acusan legisladores al gobierno de Obama de 'declarar guerra' a Arizona

Acusan legisladores al gobierno de Obama de 'declarar guerra' a Arizona

Congresistas estatales buscan reestablecer el programa que permitía la colaboración de autoridades migratorias con policías para detener indocumentados.

El gobierno de Obama ordenó la suspensión del programa que permitía la c...
El gobierno de Obama ordenó la suspensión del programa que permitía la colaboración de autoridades migratorias con policías para detener indocumentados.

Firmaron una carta dirigida al director de ICE

PHOENIX - La suspensión del programa que permitía la colaboración de autoridades migratorias con policías locales para la detención de indocumentados, ordenada por el gobierno de Barack Obama, “parece una declaración de guerra contra Arizona”, afirmaron congresistas estatales.

¿El programa debe ser reestablecido? Opina en el Foro.

Los representantes federales republicanos Paul Gosar, Dave Schweikert y Trent Franks, firmaron una carta dirigida al director de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), John Morton, para solicitarle se reconsidere la suspensión y se restablezca el programa.

“Escribimos en respuesta a lo que parece ser la declaración de guerra de la administración contra Arizona”, señalaron los legisladores en el texto que fue enviado el miércoles.

publicidad

“En lugar de trabajar en cooperación con los estados, como requiere el federalismo, la administración imprudentemente decidió dar por terminado de manera unilateral y abrupta”, el programa que fomenta la cooperación federal y estatal para enfrentar el problema de la inmigración, indicaron.

De acuerdo con los legisladores, los únicos ganadores bajo la decisión del gobierno federal, son los carteles del narcotráfico y los contrabandistas de indocumentados.

Califican de 'inconcebible' la suspensión del programa

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) suspendió el Programa de Comunidades Seguras 287g, horas después de que la Suprema Corte de Justicia emitiera su decisión sobre la ley migratoria de Arizona SB 1070.

La Suprema Corte derogó tres previsiones de la ley, pero autorizó que los policías de Arizona pudieran investigar el estatus migratorio de una persona que detienen si sospechan que es indocumentada. La suspensión del programa 287g afecta sólo a Arizona y se dio en reacción directa al fallo de la Suprema Corte.

Funcionarios del DHS indicaron que la colaboración bajo el 287g, ya no era necesario en una entidad que ha adoptado leyes migratorias como la SB 1070.

Los legisladores indicaron en su carta que la decisión de rescindir el programa 287g, con las corporaciones de policía de Arizona, como resultado directo de la decisión de la Suprema Corte de validar una parte de la ley de inmigración SB 1070 “es inconcebible”.

publicidad

El cese del programa fue acompañado por el anuncio de que los agentes del DHS no responderán a los llamados de los policías de Arizona para recoger indocumentados, al menos que el inmigrante detenido tenga un historial delictivo o de reiteradas violaciones a las leyes de migración.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad