publicidad
Foto de archivo en la que aparece John Ashe

Acusan de soborno a ex presidente de la Asamblea General de ONU

Acusan de soborno a ex presidente de la Asamblea General de ONU

La fiscalía afirmó que John Ashe aceptó más de 500,000 dólares en sobornos a cambio de ayuda para obtener contratos lucrativos.

Foto de archivo en la que aparece John Ashe
Foto de archivo en la que aparece John Ashe

El expresidente de la Asamblea General de Naciones Unidas John Ashe aceptó más de 500,000 dólares en sobornos de un magnate inmobiliario chino y otros empresarios a cambio de ayuda para obtener contratos lucrativos, incluso gubernamentales, mostraron este martes documentos de la justicia federal de Estados Unidos.

publicidad

En total, seis personas, incluyendo otro diplomático -el dominicano Francis Lorenzo- están involucradas en la investigación.

La denuncia de 37 páginas precisó que " Ashe acordó y ejecutó acciones oficiales para empresarios que buscaban beneficios de la ONU  y el Gobierno de Antigua y Barbuda".

"Si se comprueban, los cargos de hoy (martes) confirmarán que el cáncer de la corrupción que afecta a tantos gobiernos locales y estatales infecta también a las Naciones Unidas", indicó el fiscal federal Preet Bharara.

"Como se denuncia, para tener relojes Rolex, trajes hecho a medida y un terreno de baloncesto privado, John Ashe, el 68ª presidente de la Asamblea General de la ONU,  se vendió y vendió a la institución mundial que lideraba", agregó.

Ban Ki-moon impactado

Las acusaciones "preocuparon profundamente" al actual secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien dijo que las mismas "afectan lo más profundo de la integridad de Naciones Unidas", de acuerdo a un comunicado divulgado por su portavoz Stephane Dujarric.

Según los fiscales, Ashe, quien fue arrestado este martes, aprovechó sus cargos como residente permanente ante Naciones Unidas de la nación caribeña Antigua y Barbuda y como titular de la Asamblea General para presentar un documento de la ONU apoyando un proyecto de bienes raíces del multimillonario chino Ng Lap Seng.

publicidad

Esta trama se prolongó por casi tres años -entre 2001 y 2014- y se produjo incluso mientras Ashe ostentaba el cargo de titular de una Asamblea General, agregó la fiscalía.

Ng y su asistente, también nombrado en la acusación, fueron detenidos y acusados de mentir sobre el plan de introducir 4.5 millones de dólares en efectivo a Estados Unidos durante varios años a bordo de jets privados.

Sin embargo, por el momento no estaba en claro si los fiscales suponen que parte de ese dinero fue utilizado en el caso de Ashe.

Según documentos judiciales, Ashe aprovechó su posición para hacer que la ONU promoviera un centro de conferencias en Macao desarrollado por Ng. Este centro debía funcionar como una especie de operación satélite de la ONU, a juicio de la fiscalía.

Los fiscales agregaron que parte de los fondos se destinaron a pagar una vacación de la familia de Ashe y para construir una cancha de baloncesto en su hogar de Dobbs Ferry, en el estado de Nueva York.

Para recibir los fondos, Ashe abrió dos cuentas bancarias, y después no reportó más de 1.2 millón de dólares de sus ingresos, dijeron funcionarios.

Ashe fue diplomático de Antigua y Barbuda ante la ONU desde 1999 hasta diciembre de 2014. También fungió como presidente de la  68ª Asamblea General de la organización  entre septiembre de 2013 y septiembre de 2014.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad