publicidad
La firma de fachada ofrecía un programa de ayuda financiera a propietarios con la promesa de reducir a la mitad sus pagos de hipotecas.

Acusan a tres personas por estafar a más de 50 hispanos

Acusan a tres personas por estafar a más de 50 hispanos

La firma de fachada ofrecía un programa de ayuda financiera para reducir los pagos de sus hipotecas.

La firma de fachada ofrecía un programa de ayuda financiera a propietari...
La firma de fachada ofrecía un programa de ayuda financiera a propietarios con la promesa de reducir a la mitad sus pagos de hipotecas.

CHICAGO - Tres personas fueron acusadas de haber estafado 220 mil dólares a por lo menos 54 clientes hispanos con la promesa de reducir los pagos de hipotecas y salvar sus propiedades del remate judicial.

La Fiscalía del Distrito Norte de Illinois informó en un comunicado que Carlos Rayas, de 39 años y residente en la vecina ciudad de Aurora, fue detenido y quedó en libertad bajo palabra después de declararse inocente de dos acusaciones de fraude postal.

Comenta esta Noticia en los Foros de Univision.

Rayas era titular de una licencia de operador inmobiliario que fue revocada por reguladores estatales pero que siguió utilizando para concretar las estafas bajo el nombre de Washington National Trust.

En un comunicado se señala que Mónica Hernández, de 43 años y prima de Rayas, además de Melvin T. Bell, de 37 años, también participaron en la maniobra que prometía rescatar a personas que tenían problemas para pagar sus hipotecas.

publicidad

La firma de fachada ofrecía un programa de ayuda financiera a propietarios con la promesa de reducir a la mitad sus pagos de hipotecas y de derrotar en la corte a cualquier intento de ejecución de deudas y remate judicial.

Para ello los propietarios tenían que transferir los títulos de sus casas a la empresa y pagar una tarifa de entre 5 mil y 10 mil dólares por propiedad.

También se informó que los acusados convencían a sus víctimas potenciales con el cuento de que Washington National Trust era propiedad de nativos americanos ricos y no estaba controlada por leyes estatales o federales.

Hernández y Bell están prófugos y también fueron acusados de dos delitos de fraude postal, que tienen una pena máxima cada uno de 20 años de prisión federal y 250 mil dólares de multa.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad