publicidad
El matrimonio de Nueva York fue acusado el jueves por facilitar el turismo sexual a ciudadanos estadounidenses.

Acusan a pareja por promover prostitución en la República Dominicana

Acusan a pareja por promover prostitución en la República Dominicana

El matrimonio ofrecía diferentes prostitutas con la podía estar desde 24 horas o pasar un fin de semana, cuyo costo alcanzaba los 1,500 dólares

El matrimonio de Nueva York fue acusado el jueves por facilitar el turis...
El matrimonio de Nueva York fue acusado el jueves por facilitar el turismo sexual a ciudadanos estadounidenses.

Un matrimonio de Nueva York fue acusado el jueves por facilitar el turismo sexual a ciudadanos estadounidenses, a quienes llevaban a la República  Dominicana  a través de su compañía "Tropical Adult Vacation" (TAV), informó la fiscalía de Manhattan.

Los arrestos de Jennifer Cotten, de 49 años, y de su marido Alfred Cotten, de 50, fue la culminación de diez meses de investigación junto con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y la Agencia de Seguridad Nacional y ambos fueron acusados en la Corte Suprema de Manhattan de promover la prostitución.

De acuerdo con los documentos presentados en la corte por la fiscalía, desde el 2011 esta pareja operaba la compañía "Tropical Adult Vacation", que proveía además a sus clientes de hospedaje con comida y el servicio de prostitutas en su hotel en Boca Chica, durante el transcurso de cientos de viajes.

La fiscalía indicó además en comunicado de prensa que la pareja manejaba la empresa desde su hogar en la Florida y que colocaba anuncios en páginas de contacto en la internet en busca de clientes, a través de la página web de TAV y respondiendo a correos y llamadas telefónicas.

Los clientes podían pagar por adelantado por su viaje y una vez llegaba a al República  Dominicana  era transportados al hotel de TAV por socios de la pareja, que se encargaban de las operaciones día a día del negocio, señala también el comunicado.

El cliente podía elegir entre diferentes prostitutas con la podía estar desde 24 horas o pasar un fin de semana y el costo podía variar de acuerdo con el tiempo que permaneciera en el hotel. Un fin de semana podía costar al menos 1,500 dólares, agrega la nota de prensa.

"El alegado negocio familiar de este matrimonio era turismo sexual internacional. Compañías como ésta crean una demanda de servicios sexuales de prostitutas en el extranjero, muchas de las cuales quizás sean traficadas", señaló el fiscal Cyrus Vance


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad