publicidad
La pastora Anne Dunlap, de la iglesia Comunidad Liberación (c) y Nicole Melaku (d.), portavoz de Derechos para Todos, una organización pro-inmigrante de Denver, escuchan a la inmigrante mexicana Jeanette Vizguerra (i.), en 2011.

Activista mexicana queda en "limbo migratorio" por falta de respuesta de las autoridades

Activista mexicana queda en "limbo migratorio" por falta de respuesta de las autoridades

El jueves venció el plazo del aplazamiento de la deportación de la activista Jeanette Vizguerra, pero las autoridades no han respondido a la solicitud

La pastora Anne Dunlap, de la iglesia Comunidad Liberación (c) y Nicole...
La pastora Anne Dunlap, de la iglesia Comunidad Liberación (c) y Nicole Melaku (d.), portavoz de Derechos para Todos, una organización pro-inmigrante de Denver, escuchan a la inmigrante mexicana Jeanette Vizguerra (i.), en 2011.

Una activista mexicana residente en Denver no sabe si podrá quedarse en Estados Unidos o si deberá abandonar próximamente el país, una situación de "limbo migratorio" con un alto impacto emocional para su familia y allegados.

En 2009, Jeanette Vizguerra inició el proceso de regularizar su situación, un procedimiento que eventualmente se complicó tras ser detenida por conducir sin licencia y luego, en 2012, quedar arrestada en Texas al reingresar a Estados Unidos desde México, adonde fue por el fallecimiento de su madre, aunque quedó en libertad ocho meses después.

Este jueves venció el último plazo del aplazamiento de la deportación de Vizguerra, sin que las autoridades federales de  inmigración hayan respondido a su solicitud de extender esa postergación, ni que tampoco le hayan ordenado salir del país.

publicidad

"Es una tortura cruel no saber en qué momento me van a separar de mi familia y no es justo que mis hijos estén sufriendo por esto", dijo Vizguerra este mediodía, al participar en una concentración con un grupo de dirigentes comunitarios en un parque en Aurora, al este de Denver, quienes le mostraron su respaldo.

Un sueño

"Como Martin Luther King, yo también tengo un sueño, el sueño de que a ninguna otra familia jamás le pase lo que hoy nos pasa a mí y a mi familia en este día tan duro", agregó.

Por su parte, Hans Meyer, abogado de Vizguerra, informó que el pedido para un nuevo aplazamiento de la deportación se había enviado a tiempo, acompañado de 800 páginas de documentos para probar que Vizguerra "no es ni un riesgo para la comunidad ni una prioridad de deportación".

Ahora, según Meyer, el futuro de Vizguerra es incierto. "Si las palabras y las acciones del presidente Obama tienen algún sentido, entonces Jeanette no debería ser deportada", expresó.

Vizguerra llegó a Colorado desde Ciudad de México en 1997. Tiene una hija adulta (nacida en México) y tres hijos menores de edad (nacidos en Estados Unidos).

El caso de Vizguerra fue uno de los primeros en Colorado que llamó la atención de toda la comunidad (tanto de latinos como de no latinos), lo que llevó a que se organicen numerosas marchas, movilizaciones, vigilias, campañas y acciones directas a su favor, y de personas y familias en similares circunstancias.

publicidad

"He trabajado muy fuerte durante muchos años. No es que estuve sentada en mi casa esperando a ver qué pasaría. Y cada vez que estuve a punto de caer, la comunidad me sostuvo. Aquí es donde me siento bienvenida. Aquí es donde juego con mis niños. Aurora es mi hogar", aseveró. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad