publicidad

Abrimos El Confesionario, para que te liberes de tus secretos y pecadillos

Abrimos El Confesionario, para que te liberes de tus secretos y pecadillos

Te ofrecemos este espacio para que compartas lo que nadie sabe de tí y aligeres la carga para que tu camino sea más llevadero.

Abrimos El Confesionario, para que te liberes de tus secretos y pecadill...

Confiésate

Un hombre confesó en un pueblo del estado de Washington que había estado saliendo a escondidas con el pastor de la iglesia. En Texas, una adolescente reconoció que se sentía atraída por el novio de su hermana. Historias como las nombradas surgen a diestra y siniestra en cada rincón de este país y a cada momento y nos recuerdan que no estamos solos en nuestro imperfecto y momentáneo peregrinaje por esta vida.

Y tú, ¿tienes alguna historia que contar? ¿Tienes algún secreto que te pesa y quieres sacarlo a la luz? Te ofrecemos este espacio para que compartas lo que nadie sabe y aligeres la carga para que tu camino sea más llevadero.

En cada pueblo, en cada ciudad, ocurren confesiones que marcan las vidas de hombres y mujeres en todos los estratos sociales.

publicidad

En algunos casos, se trata de cosas insignificantes para el resto de los mortales, pero para quien las carga, son verdaderos escollos que taladran la mente y atormentan el corazón.

Traiciones de pareja, obsesiones que rozan lo irracional, gustos sexuales, 'pecadillos' de toda índole y deseos ocultos que nublan la razón, son algunos de los matices que nos caracterizan como los seres humanos imperfectos que somos.

La buena noticia es que no estamos solos en esto. Cientos, qué va, ¡miles de nosotros! enfrentamos los mismos desafíos y retos, en menor o mayor grado.

Por esta razón, abrimos este espacio que hemos bautizado 'El Confesionario' para que compartas con el resto de los usuarios tus secretos, 'pecadillos' y obsesiones. Y lo hagas de una manera respetuosa, honesta y abierta.

Te invitamos a continuación a que 'confieses' lo que nadie sabe de tí y te quita el sueño. Si prefieres, también puedes compartir tu 'confesión' enviando un correo electrónico con tu testimonio a enviatuhistoria@univision.com

¿No crees que es hora de que te confieses?

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad