publicidad
Científicos y expertos coinciden en que a EU le llegará pronto un sismo como el de  Japón.

A EU le llegó el momento de un gran sismo en el Pacífico

A EU le llegó el momento de un gran sismo en el Pacífico

Al oeste de Estados Unidos puede haberle llegado la hora de un gran sismo con posterior maremoto como el que sufrió Japón la semana pasada.

Científicos y expertos coinciden en que a EU le llegará pronto un sismo...
Científicos y expertos coinciden en que a EU le llegará pronto un sismo como el de  Japón.

EU no está preparado

WASHINGTON -  Al oeste de Estados Unidos puede haberle llegado la hora de un gran sismo con posterior maremoto como el que sufrió Japón la semana pasada, y no está ni remotamente preparado, consideran los expertos.

Los recientes acontecimientos del "Cinturón de fuego" del Pacífico llevan a algunos sismólogos a creer en la inminencia de un violento terremoto luego del que golpeó Chile hace un año.

El oeste de Estados Unidos, atrapado entre dos zonas de fuerte actividad geológica, está particularmente expuesto: la falla de San Andrés, que pasa cerca de San Francisco y de Los Angeles, pero también la de Cascadia, ubicada frente a la costa oeste de Canadá y Estados Unidos.

publicidad

De ocurrir en esta zona, un sismo de magnitud 9, como el terremoto de Japón del viernes, podría devastar las grandes ciudades de Vancouver, Portland y Seattle y desatar un mortífero maremoto.

"En los últimos 10.000 años, contamos 41 sismos en Cascadia, cada 240 años en promedio. El último se dio hace 311 años. Un nuevo terremoto ya tendría que haber ocurrido", explica Wang Yumei, geóloga del departamento de Geología del Estado de Oregon.

"Los científicos no pueden predecir exactamente la fecha de un sismo, pero pueden evaluar los daños que causaría", agregó.

Se hicieron esfuerzos importantes por mejorar las infraestructuras en las últimas décadas en los estados del oeste del país, pero en varias zonas costeras mucha infraestructura pública todavía están en edificios vetustos.

Los expertos también se preocupan por los ancianos y los enfermos hospitalizados cerca de las costas, que no podrían alejarse en caso de llegar una ola gigante.

Buscan prepararse para cualquier tragedia

Ingenieros ya presentaron proyectos de construcción de refugios elevados pero nunca finalizaron.

"Todos los preparativos se hacen por iniciativa local y son extremadamente variables a lo largo de la costa", observa Tom Tobin, presidente del Instituto estadounidense de investigación de la construcción en zona sísmica.

publicidad

El experto afirma que en California una ley federal preconiza la puesta en conformidad de los hospitales para enfrentar los riesgos sísmicos. Pero "desde 1971, un solo hospital fue construido en San Francisco siguiendo estas normas. Otros edificos son vetustos, algunos datan incluso de principios del siglo XX".

"No estamos listos", estima el sismólogo Ivan Wong, vicepresidente de URS, una firma que asesora en medio ambiente e ingeniería. "Ni siquiera estamos en el nivel de preparación de Japón que, como vimos, quedó devastado", agregó.

"Tenemos muchas dificultades para convencer a los estadounidenses de que en la costa noroeste corren un riesgo real", explicó.

Sin embargo, aunque los sismos se multiplican a lo largo del "Cinturón de fuego", otros científicos estiman que no están en condiciones de establecer una regla que probaría que un sismo en Japón deja más expuesto Estados Unidos.

"Hasta donde sabemos, un terremoto en Japón no implica forzosamente un sismo en otro lugar del mundo como California", matiza Jim Whitcomb, geofísico en la Fundación Nacional de ciencias.

Según él, el próximo sismo en Estados Unidos podría ser precedido, como en Japón la semana pasada, de una primera onda de magnitud 7,2.O tal vez no. "Cada sismo es único y sigue su propio camino", señala.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad