publicidad
Alumnos de Irving van a Washington

No quieren estudiantes indocumentados en universidades públicas de Texas

No quieren estudiantes indocumentados en universidades públicas de Texas

Quiere poner fin al estatuto que permite otorgar colegiaturas baratas subsidiadas a estudiantes indocumentados

Alumnos de Irving van a Washington
Alumnos de Irving van a Washington

Legislador de Texas pretende derogar ley

DALLAS - El legislador estatal Jonathan Stickland presentó una iniciativa de ley para poner fin al estatuto que permite otorgar colegiaturas baratas subsidiadas a estudiantes indocumentados en las universidades públicas de Texas.

El representante republicano presentó la iniciativa el lunes durante el primer día en que los legisladores de Texas podían interponer proyectos de ley para su consideración durante la sesión legislativa de 2015, que inicia el próximo 13 de enero.

La iniciativa de Stickland elimina el lenguaje que la ley añadió a la Sección 54.052 del Código de Educación de Texas, para definir como “residentes” de la entidad solo a ciudadanos o residentes legales de Estados Unidos que han establecido y mantenido un domicilio por lo menos de un año.

publicidad

El estatuto ha tratado de ser derogado antes sin éxito y ha sobrevivido también a demandas en las cortes, sin embargo ahora la propuesta de Stickland podría encontrar apoyo en ambas cámaras de la legislatura dominadas por mayoría republicana y ser respaldada también por el nuevo gobernador electo de Texas, Greg Abbott.

Abbott ha expresado que la actual ley debe ser reformada y ha dicho que no se opondría con su veto en caso de que la legislatura estatal intente desecharla.

Texas concede a los residentes de la entidad el derecho a pagar en las universidades públicas colegiaturas a mitad de precio, de unos cuatro mil 500 dólares al año.

En cambio, estudiantes provenientes de otras entidades y del extranjero deben pagar la colegiatura completa que fluctúa entre nueve mil y 12 mil dólares por año escolar.

Desde 2001, Texas aprobó que los estudiantes indocumentados que se hayan graduado de una escuela preparatoria estatal y tengan tres años de residir en la entidad, paguen colegiaturas como residentes.

Texas fue la primera entidad estadunidense en aprobar este tipo de ley que ha sido adoptada ya en al menos una decena más de entidades.

El gobernador de Texas, Rick Perry, quien concluirá su mandato al frente de la entidad en enero próximo ha apoyado siempre esta ley, al sostener que otorga a cientos de jóvenes la oportunidad de asistir a la universidad y de no ser una carga para el sistema.

publicidad

En 2010, poco mas de 12 mil estudiantes, se beneficiaron de la ley, de acuerdo con la Junta de Coordinación de Educación Superior de Texas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad