publicidad

No parrilladas Soldier Fiel

No parrilladas Soldier Fiel

Se acabó el festejo en el estadio Soldier Field. Ya no se permitirán parrilladas o "tailgate parties" durante juegos.

Quieren menos desorden

CHICAGO, Illinois --Se acabó el festejo de fanáticos en el estacionamiento del estadio Soldier Field quienes tradicionalmente han efectuado por años sus parrilladas, mejor conocidas como "tailgate parties".

La gerencia del equipo de fútbol americano, Bears de Chicago, comunicó que empezando el 7 de agosto prohibirán las parrilladas en el estacionamiento en el momento que empiecen los juegos. Dicen que así esperan disminuir casos de desorden.

La medida afecta a fanáticos con o sin boletos para los juegos de los Bears, quienes permanezcan en el estacionamiento con sus festejos ya empezado el juego. De no retirarse, empleados del estadio los escoltarán a la salida. Una vez termine el encuentro los fanáticos podrán regresar al estacionamiento y continuar con sus parrilladas.

Como era de esperarse, la respuesta de los fanáticos a la medida ha despertado polémica ya que algunos consideran que el prohibir este tipo de fiestas durante el juego es un insulto al espíritu de tan larga tradición. Muchos aún no lo pueden creer y dicen que sería imperdonable que la gerencia de los Bears llevara a cabo el reglamento.

"Es lo que hace el juego divertido... yo no pienso que deben hacer eso", dijo Rafael Alfaro, fanático de las parrilladas.

Sin embargo hay otros que piensan que es una buena idea limitar esta actividad.

"Está bien porque yo pienso que mucha gente maneja borachos para su casa y yo creo que está bien que no [les permitan] que tomen para que así esté más, tengan cuidado cuando van a la casa", declaró Gerardo Tinoco.

publicidad

Aún no se sabe si esta medida será implementada en otros estadios de la ciudad de Chicago.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
preview
Terrorismo
Video: Policía londinense responde a reportes de un supuesto tiroteo en ‘Black Friday’
preview
El videíto: Esta familia volvió a los 70 para celebrar su cena de Acción de Gracias
publicidad