publicidad

No lo dejes para mañana

No lo dejes para mañana

El porcentaje de mujeres que se somete a una mamografía descendió un cuatro por ciento entre 2000 y 2005

A pesar de que el descenso no es especialmente significativo, el dato resulta de gran importancia puesto que es la primera vez desde 1987 que el número de pruebas mamográficas en EU disminuye en lugar de aumentar.

El estudio, realizado por el Instituto Nacional del Cáncer y el Centro de Prevención y Control de Enfermedades, se elaboró con una muestra de 10.000 mujeres estadounidenses.

Una de las revelaciones más sorprendentes de este estudio es que las mujeres de entre 50 y 64 años, el grupo con edad de mayor riesgo de contraer esta enfermedad, ha registrado un descenso del 6,8 por ciento en cuanto al acceso a exámenes mamográficos.

Estas mujeres suelen además tomar hormonas cuando comienza su período de menopausia, lo cual, según un estudio de 2002, las hace aún más propensas a desarrollar un cáncer de mama además de otros trastornos tales como ataques cardíacos o embolias.

Otro de los grupos en los que el descenso fue significativo fue el de las mujeres de mejor nivel económico: un 6,3 por ciento menos de estas mujeres se someten a mamografías, según el estudio.

Los tiempos de espera, que pueden llegar a ser de más de un mes, y el debate sobre las ventajas y desventajas de someterse a este tipo de examen son dos de los factores que el estudio señala como más decisivos en esta disminución del número de mamografías.

publicidad

A pesar de que la recomendación general es de someterse periódicamente a estos exámenes a partir de los cuarenta años, algunos expertos sostienen que para las mujeres de bajo riesgo realizarse una mamografía pueden no merecer la pena.

Para ellos, el riesgo de someterse a este tipo de pruebas radiológicas de manera innecesaria y la ansiedad que pueden provocar las falsas alarmas en estas mujeres puede resultar negativo para aquellas que no están en los grupos de riesgo.

El cáncer de mama es el segundo más letal en mujeres de EU y sin embargo el estudio señala que otra de las causas del descenso de pruebas es que, en cierto modo, y tras los avances de la ciencia, se le ha perdido un poco el miedo a esta mortífera enfermedad.

Es cierto que cada vez más mujeres son supervivientes de este tipo de cáncer, pero el estudio subraya que la cura es posible gracias a una detección temprana de la enfermedad y en la mayoría de los casos, precisamente a través de las mamografías.

Cada año se diagnostica cáncer de mama a cerca de 200.000 mujeres en EU y alrededor de 40.000 mueren.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad