publicidad
.

Nicaragüense dice que gerente de McDonald's le decía chocantes insultos por nacionalidad

Nicaragüense dice que gerente de McDonald's le decía chocantes insultos por nacionalidad

Una empleada nicaragüense demandó a McDonald´s porque alega que su gerente la insultaba diciéndole "perra", "perezosa" y "cerda", y la recargaba de trabajo, todo por su nacionalidad.

.
.

Empleada dice que insultaban como "perra", "perezosa" y "cerda"

LOS ÁNGELES, California - Una empleada nicaragüense demandó a la cadena de restaurantes McDonald´s porque alegaque su gerente la insultaba diciéndole "perra", "perezosa" y "cerda", y la recargaba de trabajo, todo por su nacionalidad.

El dueño del local, por su parte, dijo que inició una investigación sobre los reclamos, dijo que en su local se prohíbe estrictamente cualquier forma de acoso o discriminación y aclaró que confía en que los alegatos son falsos.

La empleada, María Bonilla, presentó su demanda en el tribunal superior de Los Ángeles, por discriminación por nacionalidad, acoso, represalias y despido injustificado.

publicidad

La mujer busca una cantidad indeterminada en compensación.

Según la demanda, Bonilla comenzó a trabajar en un restaurante de la cadena, cuya ubicación no se especificó, en abril de 2008.La empleada alegó que durante su empleo un gerente le decía que los nicaragüenses eran "perezosos" y "asquerosos".

Además, siempre según Bonilla, le decía que las mujeres nicaragüenses son "cachondas" y siempre "buscan hombres casados", y le decía "cerda" y "perra".

Ese gerente y otro supervisor, según la demanda, le ordenaban también levantar cajas pesadas y le exigían trabajar en la plancha de hamburguesas "por tanto tiempo que sentía que se desmayaba del calor".

Además la hacían trabajar en el congelador por períodos extensos.Cuando Bonilla se quejó, continúa la demanda, sus supervisores le recortaron horas y le dijeron que era una perezosa.

Todo llegó a su fin cuando en mayo de 2009, según Bonilla, se desmayó en el local de tanto estrés y maltrato que la despidieron de inmediato.

Por su parte, Mike Pernecky, dueño del local, dijo que "al enterarnos de estos alegatos sobre conducta inapropiada iniciamos una investigación sobre los hechos".

En una declaración a Univision34.com mediante una portavoz de McDonald's, Pernecky explicó que "por el momento estos son sólo alegatos. Queremos pedir prudencia, que no vayan a llegar a conclusiones sin tener todos los hechos. Confiamos en que una vez presentemos los hechos probaremos que estas afirmaciones no tienen mérito".

publicidad

"Por más de 40 años mi familia ha trabajado duro para proveerle a nuestros empleados un lugar de trabajo seguro y respetuoso y seguiremos haciéndolo. Como dueño de un negocio me tomo esa responsabilidad muy en serio", agregó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad