publicidad

Newson fue reelecto pese a escándalos

Newson fue reelecto pese a escándalos

Pese a los escándalos que han protagonizado sus últimos cuatro años de gobierno, el alcalde de San Francisco, Gavin Newsom, fue reelecto.

Los sondeos dan a Newsom hasta un 70 por ciento de los votos, pero

los resultados de las elecciones podrían tardar hasta dos semanas en

conocerse debido a una normativa especial de la ciudad que obliga a

escrutar visualmente todas y cada una de las papeletas.Los comicios han despertado muy poco interés en los medios de

comunicación y en todo momento se dio al actual alcalde como ganador.La popularidad de Newsom, un atractivo ex-propietario de restaurantes

de 40 años de edad, no se ha visto dañada pese su divorcio al comienzo de la

legislatura, sus reconocidos problemas con el alcohol y su también

reconocida aventura con la mujer de uno de sus colaboradores.Tampoco afectaron a su imagen las fotos de una recepción a la que

acudió con su novia y en las que ésta aparecía bebiendo vino pese a no

tener aún 21 años, la edad legal para tomar alcohol en Estados Unidos."Ha sido una era de cotas de aprobación sin precedentes que parecen

resistir a cualquier escándalo o a las preocupaciones de los ciudadanos

sobre la dirección de la ciudad", afirmó David Binder, experto en

encuestas electorales al diario USA Today.Newsom llegó a la alcaldía en 2003 y entonces era para muchos sólo un

joven y rico empresario que se había hecho un nombre político con su

propuesta para eliminar las ayudas en metálico para los "sin techo".Pero el alcalde sorprendió a todos desde el primer momento con su progresismo.Su primer gran éxito llegó sólo un mes después de ocupar la alcaldía,

publicidad

cuando decidió permitir los matrimonios homosexuales en la ciudad.Aunque el Tribunal Supremo de California anuló la medida poco después,

las imágenes de cientos de parejas gays esperando para casarse en el

ayuntamiento dieron la vuelta al mundo y la popularidad del alcalde

subió como la espuma en una ciudad famosa por su tolerancia.

"Aquel gesto le sacó de la caja e hizo que la gente pensara en él de

manera diferente", dice Binder. "Debido a ello, los votantes son menos

propensos a retirarle su apoyo cuando se enteran de otras

transgresiones". Algunos expertos creen que Newsom vive de las "rentas políticas" de

aquella decisión y afirman que, a parte de sus mejoras medioambientales

para la ciudad y otras medidas puntuales, no ha habido ningún otros

éxitos dignos de mención en la alcaldía.Los votantes parecen haber perdonado al alcalde todos los escándalos,

aunque muchos pensaron que sus problemas con el alcohol podrían

costarle su carrera política.El alcalde tampoco tiene grandes problemas con la prensa, pese a sus

malos modos con algunos periodistas que no son de su agrado y su fama

de no contestar preguntas de determinados reporteros o medios.Muchos analistas creen que el objetivo de Newsom es convertirse en

publicidad

candidato demócrata para las elecciones presidenciales de 2012 o, al

menos, presentarse en 2010 como gobernador de California, y opinan que

el alcalde de San Francisco podría tener posibilidades.Es joven, muy popular, y ha sabido hacerse un nombre dentro del Partido

Demócrata con sus posiciones progresistas. Newsom ha demostrado además

saber moverse con diplomacia y granjearse pocos enemigos.Rich DeLeon, profesor emérito de Ciencias Políticas de la Universidad

de San Francisco, opina que Newsom empezará a posicionarse durante esta

legislatura de cara a las elecciones para gobernador de California de

2010."Creo que en esta segunda legislatura se va a mover más hacia el centro

y va a reducir o, incluso, eliminar, sus iniciativas en política

cultural y derechos de los homosexuales", afirmó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad