publicidad

Newsom no tiene un contrincante fuerte

Newsom no tiene un contrincante fuerte

El alcalde de San Francisco, Gavin Newsom, parece que se quedará en su puesto ya que no encara ningún contrincante en la elección de noviembre.

Todo parece indicar que Gavin Newsom, el hombre que ocupa ese puesto desde enero de 2004, se quedará al frente de esa posición municipal debido a la carencia de un contrincante fuerte que lo desafíe políticamente.

Observadores políticos y fuentes dentro de la alcaldía han incluso empezado a especular desde ya sobre cómo lucirá la nueva administración de Newsom para su segundo mandato.

¿Gobernará con mano dura porque no tiene nada que perder, o procederá con cautela porque tiene interés de aspirar a un puesto más importante en el futuro?

Una cosa si está clara, "a menos que no ocurra un desastre mayor, es absolutamente seguro que él [Newsom] va a ganar la elección", afirmó Richard DeLeon, profesor de ciencias políticas en la Universidad Estatal de San Francisco.

Entre los contrincantes de Newsom, quien en octubre cumplirá 40 años de edad, aparecen personajes como el intérprete que se autodenomina le Chicken (Pollo) John; un bloguero de nombre Josh Wolf, quien pasó siete meses en prisión por negarse a darle a las autoridades partes de un video de una protesta; y Grasshopper (Saltamontes) Kaplan, un taxista desamparado que duerme en su automóvil.

El nombre más prominente de los aspirantes a la alcaldía de San Francisco es Tony Hall, el ex supervisor municipal, conocido por su política conservadora y su desdén por el alcalde; un fenómeno que surgió en parte luego de que Newsom lo nombrara para administrar el Treasure Island y luego lo despidió 15 meses más tarde.

publicidad

En todo San Francisco, los simpatizantes de Newsom están saboreando lo que parece ser el camino seguro rumbo a la reelección, mientras que sus críticos están simplemente deprimidos.

"Es triste saber que no vamos a tener un diálogo significante y vigoroso por la falta de una competencia seria", expresó Leah Shahum, directora ejecutiva de la Coalición de Ciclistas de San Francisco, una entidad que en ocasiones a batallado con la administración de Newsom en torno a temas relacionados al transporte.

"Estoy definitivamente escuchando a las personas que están hablando de respaldar una campaña de ninguno-de-los-candidatos, una especie de estrategia de no vote por ninguno en la contienda por alcalde", añadió.

Nathan Nayman, quien encabeza el Comité de Trabajos, un grupo que cabildea a favor de las empresas que respalda a Newsom, dijo que la falta de contrincantes fuertes debería fortalecer al alcalde en un segundo termino administrativo.

"Pienso que él entiende que el electorado simpatiza con él y básicamente tiene una tabla limpia para decidir qué quiere hacer para seguir adelante", opinó Nayman.

Uno por uno, aquellos que hubieran podido tener la oportunidad de al menos tambalear la candidatura de Newsom, decidieron salir de la carrera electoral: Matt González, el ex supervisor que perdió de Newsom por un escaso margen en 2003; el actual supervisor, Ross Mirkarimi y el ex alcalde Art Agnos, decidieron quedarse fuera.

publicidad

Ni siquiera el archienemigo de Newsom en la alcaldía, el supervisor Chris Daly -quien había manifestado la posibilidad de postularse, al final decidió no desafiar al actual alcalde.

"Nuestras ideas son mejores, y yo estaba comprometido a presentar una compaña en torno a los temas", indicó Daly, el mes pasado en una carta a sus simpatizantes. "Pero la mayoría de nosotros teníamos dudas sobre si llegaríamos a ser capaces de lograr resonancia en los temas en contra los ataques personales y la histeria de la prensa en una contienda entre Newsom vs. Daly".

Ahora algunos analistas piensan que Newsom, en esencia, estará compitiendo contra sí mismo y su propio expediente político, lo cual podría ser mucho más dificultoso que enfrentar a un fuerte oponente electoral.

"Estoy esperando ver la continuación de su gobierno como una nota de prensa", dijo Micheas Herman, tesorero del Partido Verde de San Francisco. "Él ha tomado algunos pasos bastante radicales en sus notas de prensas, pero no creo que logrará mucho, honestamente hablando".

Pero mientras Newsom enfrenta a sus críticos en la Junta de Supervisores y dentro de los círculos de la Alcaldía, sus índices de popularidad continúan altos entre los votantes, incluso a raíz de un reciente escándalo sexual y después de reconocer que tenía un problema con la bebida.

publicidad

"Parece que su popularidad desafía las leyes de gravedad", dijo DeLeon, quien escribió un libro sobre la política local de San Francisco titulado "Left Coast City" ("La ciudad de la costa izquierda"). "Todos los expertos lo critican a él, pero los votantes simplemente no ven las mismas cosas que ellos ven".

A parte de Hall, el pollo, el lobo y el saltamontes, la lista de posibles candidatos incluye a un activista nudista y el propietario de un club de sexo llamado Power Exchange. En total, son 13 los aspirantes a la alcaldía que desafían a Newsom.

Eric Jaye, el jefe de la estrategia política de Newsom, indicó hace poco que la falta de un candidato fuerte en la contienda quiere decir que el alcalde, que ya ha recaudado más de $1.6 millones para su candidatura, no tendrá que armar una campaña contra nadie, sino que deberá enfocar en el mensaje que desea enviarle a sus electores.

"Esto es una extraña oportunidad en la política de San Francisco donde no hace falta aspirar contra algo", indicó Jaye. "Gavin Newsom puede aspirar en una plataforma de seguro de salud universal. Él puede prometer más policías en nuestras calles... Él puede presentar sus propias ideas".

Incluso el mes pasado, antes de que expirara la fecha límite para inscribirse y postular una candidatura para alcalde, en el entorno de la Alcaldía de San Francisco se respiraba un aire de incertidumbre sobre cómo lucirá ese cabildo bajo una nueva administración de Newsom, por los próximos cuatro años.

publicidad

"Espero que el hecho de que será una fácil contienda para él en noviembre, le permita tener más confianza en sí mismo", manifestó Aaron Peskin, presidente de la Junta de Supervisores de San Francisco.

"Confiado no solo para hacer la política simbólica, pero para en empezar a tratar de lograr aquellas cosas que van a tener un impacto a largo plazo, como la reconstrucción del Hospital General de San Francisco, enfrentar el creciente índice de asesinatos, y hablar de las mejoras que necesitamos tener para el Muni, entre otros", añadió el funcionario.

Activistas comunitarios como Juan Prada, director ejecutivo de la Coalición para Desamparados de San Francisco, están listos para pronosticar la agenda de Newsom en su Segundo término.

"Desafortunadamente, creo que vamos a ver mucho más de la criminalización y maltrato de las personas desamparadas en el sistema criminal de justicia, y esa no es la solución", opinó Prada, cuyo grupo de opone al plan de Newsom de construir una corte comunitaria para enjuiciar las denominadas ofensas de la calidad de vida, como mendigar u orinarse en público.

Aunque la mayoría está augurando una fácil victoria el próximo 6 de noviembre, la campaña de Newsom asegura que no tienen una fiesta de celebración planificada. Newsom, de hecho, ha dicho que tiene la intención de debatir a todos sus contrincante -no importa que sea un pollo, un lobo, o cualquiera.

publicidad

"Estoy ansioso de enfrentar a cualquiera en cualquier momento", comentó el alcalde hace poco.

Hall, un cantante de bodas que fue electo a la Junta de Supervisores en el año 2000 y representa un área que incluye las afluentes zonas de Twin Peaks y St. Francis Wood, aseguró que planea vencerle a Newsom "sólo hablando la forma como hay que hacerlo, a través de la honesidad, la integridad, la lealtad y el orgullo. Esos son atributos que han estado faltando y que pienso devolverle a la ciudad".

Chicken John Rinaldi, por su parte, no tiene muchas expectativas de ganar. "Me postulé para ganar el voto perdedor", indicó. Newsom "no tiene que tenerme miedo".

El mes pasado, Newsom se encontró con Chicken John en los pasillos de la Alcaldía cuando el bombástico individuo se dirigía al Departamento de Elecciones para presentar su candidatura de forma oficial.

El alcalde le dio un consejo: "No cuentes todos tus pollos", le dijo.

Lista de candidatos para la Alcaldía de San Francisco en los comicios del 6 de noviembre:

Harold Brown, maestro retirado y bloguero

George Davis, activista nudista

Lonnie Holmes, Gerente del Departamento de Probatoria Juvenil de San Francisco

Harold Hoogasian, dueño de una floristería

Grasshopper Kaplan, taxista

Quintin Mecke, director de programas de la Safety Network Partnership, una entidad sin fines lucrativos

Gavin Newsom, alcalde de San Francisco

publicidad

Wilma Pang, maestra de música

Michael Powers, propietario del club de sexo Power Exchange

Chicken John Rinaldi, artista

Ahimsa Porter Sumchai, activista médico

Josh Wolf, bloguero

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad