publicidad

Netanyahu pide que no le den a Irán un camino hacia la bomba atómica

Netanyahu pide que no le den a Irán un camino hacia la bomba atómica

Primer ministro israelí pronunció un discurso en el Congreso y tensa su relación con el presidente Obama.

Los momentos claves del discurso de Netanyahu Univision

El Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, intensificó el martes su campaña en contra del acuerdo nuclear con Irán impulsado por el presidente Barack Obama, pronunciando un encendido discurso ante el Congreso que podría deteriorar las ya tensas relaciones entre ambos líderes.

“Nos dicen, aseguró Netanyahu, que la única alternativa a un acuerdo malo es la guerra. Pero eso no es cierto, la alternativa a un acuerdo malo es un acuerdo mejor, uno que no le deje a Irán usar su infraestructura nuclear, que no le dé a Irán un camino hacia la bomba atómica”, aseguró Netanyahu, despertando los aplausos de los legisladores presentes en el Capitolio.

publicidad

Obama respondió poro después al discurso señalando que Netanyahu no ofreció "alternativas viables" a las negociaciones con Irán sobre su programa nuclear en su polémico discurso ante el Congreso.

 

Obama: Netanyahu no dijo nada nuevo Univision

Pese a que Netanyahu fue tratado con frialdad por la Administración Obama, el primer ministro israelí ofreció una rama de olivo al decir que no significa una faltarle el respeto a Obama el haber aceptado una invitación para dirigirse a los congresistas estadounidenses, una presentación en el Congreso que fue orquestada por los republicanos.

En su discurso, Netanyahu alabó al presidente Obama por su apoyo a Israel, y aseguró que aunque muchos de sus gestos por el pueblo israelí son conocidos, otros muchos "nunca se sabrán".

"Apreciamos todo lo que ha hecho el presidente Obama por Israel, mucho de lo cual es ampliamente conocido (...) Pero algunas cosas que ha hecho por Israel nunca se sabrán por tratarse de asuntos delicados", explicó el primer ministro.

publicidad

Pero eso no impidió que fuera muy duro con las intenciones del gobierno de Estados Unidos y de los países que lo acompañan en las conversaciones de Ginebra sobre un acuerdo nuclear con Irán.

Pueden solos

El pueblo judío se puede defender a sí mismo. Pero yo sé que Israel no está solo. Sé que Estados Unidos apoya a Israel. Sé que ustedes apoyan a Israel”, dijo Netanyahu dirigiéndose a los legisladores presentes, que aplaudieron largamente sus palabras.

Según Netanyahu, antes de firmar cualquier tipo de acuerdo con Irán es preciso exigirle tres cosas: 1-Que pare su agresión contra sus vecinos. 2- Que pare de apoyar el terrorismo en todo el mundo. 3- Que deje de amenazar con aniquilar a Israel, el único estado judío del mundo.

El discurso de Netanyahu, el tercero que realiza como primer ministro israelí ante el pleno del Congreso (lo que solo había hecho anteriormente Winston Churchil),  ha generado una gran polémica, ya que fue invitado directamente por el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, sin tener en cuenta a la Casa Blanca.

En otra parte de su alocución, Netanyahu, dijo que no se puede apostar la seguridad del mundo a la esperanza de que Irán mejore. “Si Irán cambia su conducta se podrían eliminar las restricciones. Pero si no la cambia no deben eliminarse”, aseguró.

"El régimen de Irán es tan radical como siempre. (...) La batalla entre Irán y el Estado Islámico no debe convertir a Irán en un amigo de Estados Unidos", insistió Netanyahu sobre la nueva amenaza del grupo yihadista, también enfrentado con Teherán.

publicidad

"El enemigo de tu enemigo es tu enemigo", afirmó.

No todos asistieron

Un total de 53 congresistas demócratas optaron por no asistir al discurso de Netanyahu en el Capitolio, en protesta por la invitación del presidente republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, sin contar con la Casa Blanca. Tampoco asistió el vicepresidente Joe Biden, quien debería haber presidido la sesión, en compañía del presidente de la Cámara, John Bohener.

Entre los congresistas que no asistieron a la sesión están los senadores Elizabeth Warren, de Massachusetts; Al Franken, de Minesota; Tim Kaine, de Virginia,  y Patrick Leahy y Bernie Sanders, de Vermont.

"Es desafortunado que las acciones de Boehner en las vísperas de las elecciones en Israel han convertido el acto en algo más político y menos útil para encarar el tema crítico de la no proliferación nuclear y la seguridad de nuestro aliado más importante en Oriente Próximo", afirmó Warren, una de las estrellas en alza entre los demócratas.

Entre los Representantes que se ausentaron figuran Luis Gutierrez, de Illinois; G.K. Butterfield, de Carolina del Norte; Raúl Grijalva, de Arizona; Barbara Lee, de California, y Joaquín Castro, de Texas.

La principal asesora de seguridad presidencia, Susan Rice, calificó de "destructiva" para la relación bilateral la visita del primer ministro israelí.

publicidad

Los congresistas presentes en el capitolio aplaudieron largamente, sin embargo, la intervención del Primer Ministro Israelí, que no ahorró recursos para ganarse la atención de los presentes.

En uno de los momentos más emotivos del discurso, Netanyahu presentó a Elie Wiesel, sobreviviente del Holocausto y ganador del premio Nóbel de la Paz. “Elie”, dijo Netanyahu, “su vida y su trabajo inspiran el significado de las palabras Nunca Mas”.

“Quisiera poder prometerle que las lecciones de la historia se ha aprendido”, dijo mirando a Wiesel. “Solo quiero exhortar a los líderes del mundo a que no vuelvan a repetir los errores del pasado, que no sacrifiquen el futuro por el presente.

Para finalizar su discurso (que fue transmitido en Israel con cinco minutos de atraso, para evitar que el Primer Ministro hiciera alguna referencia a la campaña electoral que se avecina en su país), Netanyahu mencionó a las palabras de Moisés a los israelíes que huían de Egipto: Sean fuertes y resolutos, no teman. “Enfrentaremos el futuro con fuerza y esperanza”, dijo en medio de los aplausos de los asistentes.

La reacción de Obama

El presidente Barack Obama dijo, poco después del discurso de Netanyahu en el Congreso, que el el primer ministro israelí no ofreció "alternativas viables" a las negociaciones con Irán sobre su programa nuclear en su polémico discurso ante el Congreso.

publicidad

En declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca junto a su secretario de Defensa, Ashton Carter, Obama dijo que no vio el discurso de Netanyahu, pero leyó después la transcripción.

"No hubo nada nuevo", comentó sobre la intervención de Netanyahu al anotar, en sintonía con el primer ministro, que "nadie puede poner en duda" que el régimen iraní "ha amenazado repetidamente a Israel". Pero, según Obama, en el "asunto central", que es cómo evitar que Irán obtenga un arma nuclear, Netanyahu "no ofreció alternativas viables" a las actuales negociaciones entre el Grupo 5+1 y el Gobierno de Teherán.

El mandatario recordó que hay unas sanciones vigentes que han "forzado" a Irán a negociar y que, durante un año y medio de conversaciones, el régimen de Teherán "ha congelado" su programa nuclear y se ha sometido a inspecciones no vistas antes.

Las sanciones por sí solas "no son suficientes" y, si la única alternativa es no llegar a un acuerdo, se corre el riesgo de que Irán "empiece de inmediato a acelerar su programa nuclear", advirtió el presidente. "Vamos a esperar a que haya realmente un acuerdo sobre la mesa. No tenemos que especular", pidió Obama.

El enojo de Pelosi

A su vez, la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (California), consideró el discurso de Netanyahu, ante el pleno del Congreso, como un "insulto a la inteligencia de Estados Unidos".

publicidad

"He estado al borde de las lágrimas durante todo el discurso del primer ministro, entristecida por el insulto a la inteligencia de Estados Unidos como parte del Grupo 5+1, y entristecida por la condescendencia hacia el conocimiento de la amenaza planteada por Irán y nuestro compromiso para la prevención de la proliferación nuclear", insistió la legisladora.

En sus palabras ante la sesión conjunta del Congreso estadounidense, Netanyahu trufó su discurso de la certeza de que las potencias del Grupo 5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) están incurriendo en un error con el acuerdo que está sobre la mesa en sus negociaciones con Teherán sobre su programa nuclear.

"Hoy el primer ministro Netanyahu reiteró algo en lo que todos estamos de acuerdo: un Irán con armas nucleares es inaceptable para nuestros dos países. Todos hemos dicho que un mal acuerdo es peor que ningún acuerdo, y detener el desarrollo de armas nucleares es la piedra angular de nuestra política exterior y de seguridad nacional", añadió Pelosi.

Obama ya anticipó que no se reuniría con Netanyahu durante su visita a Washington por la cercanía de las elecciones en Israel, que son en dos semanas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad