publicidad

Preocupante la baja poblacional en Puerto Rico

Preocupante la baja poblacional en Puerto Rico

La tasa de natalidad disminuye mientras los jóvenes se van de la Isla y la tasa de envejecientes aumenta.

Bebé

Disminución y envejecimiento poblacional ponen contra la pared los recaudos del gobierno y el sistema de salud

La dramática reducción poblacional en la Isla y su claro envejecimiento amenazan las finanzas del gobierno y la forma de enfrentar los problemas de salud al aumentar sus costos, refleja el más reciente informe de la salud en Puerto Rico, un reporte anual del Departamento de Salud divulgado hace apenas unas semanas.

Ante esta situación, la Asamblea Legislativa ordenó a la Junta de Planificación (JP), presidir el Comité de la Ley del Reto Demográfico cuyo propósito es diseñar el plan estratégico en corto, mediano y largo plazo de desarrollo integral y comprensivo de la Expectativa Demográfica presente y futura de Puerto Rico.

Este Comité tiene la responsabilidad de identificar e implantar las medidas necesarias para el desarrollo socioeconómico de Puerto Rico en los años futuros.

Entre los planes presentados en el borrador está el trabajar con:

Impulsar la natalidad

Estabilizar la migración

Mortalidad

Niños y Adolescentes

Adultos entre los 20 y 59 años

Adultos Mayores

Según el informe, de entrada estos dos factores repercuten en las proyecciones de recaudo del gobierno y aumenta la tasa de dependencia de las personas mayores de 65 años.

Este formidable reto se agrava con la disminución de fondos federales en los programas de servicios, y los cambios en los servicios de salud y otros que requiere una población envejecida, de transportación y vivienda.

publicidad

Puerto Rico ha perdido el 5.5% de su población desde el 2004. Además, la población que se queda ha envejecido y requiere más ayudas de todo tipo de las que necesita una población más joven. En ese sentido, el gasto de gobierno aumenta, con el problema de que la mayoría de esta población no paga contribuciones.

La proporción poblacional de personas con más de 75 años o más en el 2013 aumentó a casi el doble, comparado con el año 2000.

Esta estructura de la edad de la población impacta negativamente la aportación a la producción económica.

De una pirámide perfecta cuya base en el 1950 iba de recién nacidos y jóvenes hasta una punta reducida de envejecientes, se dirige galopante hacia una pirámide invertida, cuya base poblacional será la de personas mayores de 75 años.

Entre el 2004 y el 2013 los nacimientos en Puerto Rico se redujeron en un 28.6%, esto es, 51,239 nacimientos en el 2004 y 36,580 en el 2013.

Ante esto se propone la creación de una serie de incentivos para impulsar la natalidad en la Isla. Entre estos está el otorgar beneficios para familias con tres hijos menores de 12 años o más, el desarrollo de programas de educación temprana, ampliar las opciones de cuido, otorgar deducciones contributivas que aumentarían de acuerdo al número de hijos entre otros.

Por otra parte, una mediana de edad de sobre 30 años se considera una población vieja. En Puerto Rico esa mediana es de 38.5 años.

publicidad

La esperanza de vida para ambos géneros es de 79.5 años, aunque es de 75.8 años para hombres y 83.1 año para mujeres, al desglosarse.

Mientras, la tasa de mortalidad fetal aumentó entre 2004 (10.5 por cada mil habitantes) y 2013 (11.3 por cada mil habitantes).

El envejecimiento poblacional igualmente ha ido variando las causas de muerte de la sociedad puertorriqueña.

Según las estadísticas en el Informe para el 2013, el cáncer, siempre más probable mientras más edad se tiene, ocupa la primera causa de muerte, le sigue las enfermedades cardiovasculares, la diabetes (ambas, altamente relacionadas con la mala alimentación), el Alzheimer (igualmente relacionada con la edad), así como las enfermedades cerebrovasculares, también relacionada con la edad y la pobreza de los alimentos; y los accidentes.

En ese orden descendente, continúan las causas de muerte con las enfermedades respiratorias, la nefritis, los homicidios, la septicemia, la neumonía e influenza y la hipertensión, que históricamente ha sido relacionada con la alimentación y la edad.

El cáncer logró avanzar como primera causa de muerte respecto a las enfermedades cardiovasculares. Mientras, las tasas de muertes por accidentes aumentó, de 25.9 por cada cien mil habitantes a 26.2 en el 2013, así como la de diabetes, que aumentó un 14.8% entre 2004 y el 2013, y la de Alzheimer.

publicidad

La tasa de homicidios para el 2013 fue de 25 por cada 100,000 habitantes. Esta tasa fue amentando desde el 2004 hasta alcanzar su cima en el 2011, y en el 2012 comenzó a descender.

 

 

 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad